El secreto detrás de la curiosa inclusión del tema de The Beatles en la Alemania Nazi

Creo que este debe ser ya el cuarto artículo sobre Jojo Rabbit en menos de una semana. Y es que realmente se lo merece: el concepto audaz y desafiante de la cinta de Taika Waititi pateó el tablero de los estrenos pre Oscar, y eso sí que lo aplaudimos de pie y a los gritos.

Adaptada de la novela Caging Skies escrita por Christine Leunens, la película pone el foco en Jojo Betzler (Roman Griffin Davis) de 10 años que creció en Alemania durante los últimos años de la Segunda Guerra Mundial. La cinta explora el entusiasmo del niño por la Alemania Nazi, incluidas las frecuentes visitas de su amigo imaginario, nada más ni nada menos que Adolf Hitler (Taika Waititi). Dando giros muy interesantes, esta es una pieza extremadamente entrañable y conmovedora sobre la bondad, la comprensión y los peligros de los sistemas de creencias de odio. seis nominaciones al Premio de la Academia, incluyendo Mejor Película y también uno para el guión de Waititi.

https://www.youtube.com/watch?v=4xFieboEywg

El comienzo de Jojo Rabbit tal vez quede en la historia del cine como el más impactante por el exquisito trabajo de Waititi en todos los aspectos de la producción: desde la imagen hasta el sonido, todo hace que esa introducción sea épica, marcando hacia dónde irá la cinta. Y recalco el tema del sonido porque ¿no les suena muy particular la música que acompaña a los títulos de entrada?

El medio estadounidense Collider, en su famosa sección de preguntas y respuestas, conversó con el director sobre este caso. Recordemos la escena: después de una charla animada con su amigo imaginario, Jojo sale a las calles con fervor, y se dirige al campamento de entrenamiento de la Juventud Hitleriana con The Beatles cantando de fondo I Want to Hold Your Hand (1963) en alemán, la que se tituló en el momento de su publicación Komm, gib mir deine Hand (1964).

https://www.youtube.com/watch?v=6qAazPVLONM

Waititi explicó cómo se obtienen los derechos de una canción como esa para este propósito:

Tuvimos que enviar el clip y nuestra idea a Paul McCartney y a Ringo Starr – y a su gente, supongo – y también a Yoko Ono y simplemente decir, ‘esta es la idea’. Bueno, lo que fue afortunado fue que respondieron y lo aceptaron.

— Taika Waititi

Waititi también se sumergió en la idea misma y lo que lo motivó a incorporar la canción en la película:

Creo que el peligro, supongo, es que lo están mirando y diciendo: ‘¿estás tratando de decir que éramos como los nazisde los años 50 y 60?’ Estaba viendo documentales sobre la Juventud Hitleriana y todas las manifestaciones y demás; al ver las multitudes pensé: ‘oh, Dios mío, esto se parece a la Beatlemania’. Me sorprendió que esta persona o este grupo de personas pudieran capturar los corazones de un país y crear tal fervor. Me pareció la mejor forma de explicar al público moderno cómo era para ellos, para su país.

— Taika Waititi

Sin dudas esta fue una elección genial, una de las tantas que hizo Waititi en todo Jojo Rabbit, y no solo por lo que explica el director, sino porque The Beatles son reconocidos por gran parte de la humanidad, sus letras y conceptos, por lo cual se puede interpretar mejor la letra de la canción. A su vez, el tono agridulce que tendrá la cinta empieza allí: fanáticos del odio adornados por un concepto muy inocente; Hitler y Jojo.

Nivel, mucho nivel.