La serie hija está dejando pasar demasiado tiempo para conectarse The Walking Dead – Fear The Walking Dead

El creciente nivel de conexión de Fear The Walking Dead con The Walking Dead puede estar causando más daños que beneficios. Cuando Fear The Walking Dead comenzó en 2015, el show se distinguió de las aventuras de Rick Grimes: ofreció una visión diferente del universo de los no muertos ya que la influencia militar se corrompió y el mundo luchó por aceptar la locura. Inevitablemente, el paso del tiempo finalmente llevó a Fear The Walking Dead a un territorio más familiar, ya que los personajes se acostumbraron a la vida después del brote, pero la escisión mantuvo su singularidad, cubriendo temas como la adicción a las drogas en un mundo sin distribuidores, por ejemplo.

En la temporada 4, sin embargo, Fear The Walking Dead sufrió una suerte de reinicio, digamos: se presentaron nuevos showrunners, múltiples nuevos personajes y Lennie James, o sea, Morgan, fue reclutado desde The Walking Dead. Y aquí el dilema del error, el comienzo del fin.

La cuarta temporada de Fear The Walking Dead fue en gran parte bien recibida, con los nuevos personajes demostrando ser populares y la presencia de Morgan otorgando a la serie una mayor legitimidad y exposición. La temporada 5 que se emite actualmente, sin embargo, lleva la sinergia entre Fear The Walking Dead y The Walking Dead a un nivel completamente nuevo. En primer lugar, FTWD ha introducido a Dwight después de su salida de la serie principal. El ex Salvador todavía está buscando a su esposa y ahora, contra todo pronóstico, se ha topado con la cara familiar de Morgan Jones. Más intrigantemente, Fear The Walking Dead ha comenzado a dejar algunos pequeños detalles sobre la desaparición de Rick Grimes (el helicóptero), algo a lo que la serie principal aún no se ha acercado.

Es fácil entender el pensamiento de AMC al agregar más elementos de The Walking Dead a Fear The Walking Dead. La serie hija estuvo experimentando una caída en las audiencias hacia el final de la temporada 3, además de una recepción mixta de los fanáticos y los críticos. La solución obvia fue atraer más espectadores de The Walking Dead al aumentar el nivel de cruce entre las dos series y, al menos en la temporada 4, esta táctica parecía haber funcionado. Hasta ahora, la temporada 5 no ha sido tan efectiva; mientras que la temporada 4 de Fear The Walking Dead comenzó a agregar más elementos de la franquicia, las historias más importantes aún eran originales de ella misma: la búsqueda de June por parte de John, el villano misterioso de la parada de camiones y la tormenta freak mortal formaron los pilares centrales de la narrativa de la temporada 4. Los primeros episodios de la quinta y actual temporada han girado casi en su totalidad alrededor de hilos de la trama persistentes de The Walking Dead, ya sea el helicóptero que se llevó a Rick o la búsqueda continua de Sherry por parte de Dwight. Esto hace que Fear The Walking Dead se sienta menos como una serie por derecho propio y más como una configuración para la temporada 10 de The Walking Dead y la próxima película de Rick Grimes.

Para bien o para mal, la fuerza principal de Fear The Walking Dead siempre ha sido tener su propia identidad única en la franquicia, pero en la temporada 5 está ofreciendo muy poco en este sentido. Ninguna de las tramas originales de esta temporada se están convirtiendo en arcos principales, porque esos espacios están ocupados por el material que sigue de The Walking Dead, dejando a personajes de larga data como Alicia y Luciana con muy poco que hacer, aparte de empujar a lo largo de la trama para la siguiente insinuación de Rick o la estrafalaria matanza de zombies (que han sido, lo más destacado, esta temporada). También se podría decir que cuanto más se conecten los personajes entre las dos series, más pequeño comenzará a sentirse el mundo de The Walking Dead.

En cierto sentido, las conexiones de Fear The Walking Dead con la serie principal han generado un nivel de conversación en torno al espectáculo que no siempre ha estado allí, y esto posiblemente podría justificar el aumento del cruce. Sin embargo, en lo que respecta a la creación de un spin-off digno y convincente que puede mantenerse solo como una sola entidad, Fear The Walking Dead pasa demasiado tiempo recogiendo los cabos sueltos de The Walking Dead.