La serie que da miedo por lo ficticia que puede llegar a ser la realidad – Haunted

La serie que da miedo por lo ficticia que puede llegar a ser la realidad – Haunted

Netflix nos prepara muy bien para esta época de sustos, y es que desde hace algunas semanas nos ha presentado varios estrenos que sin lugar a dudas nos hacen querer dormir con las luces prendidas. Haunted (o, como la tradujeron en español, Lo que vi) es una serie que ya puedes ver en la plataforma y que si eres fanático de las historias de lugares o personas embrujadas no podrás dejar de ver, porque si lo pensamos fríamente es terror puro: las historias están siendo contadas de primera mano.

Con una introducción muy interesante y presentada a manera de serie/ documental, en cada uno de los 6 episodios podemos escuchar historias “reales” de personas que han vivido experiencias con fantasmas, apariciones, encuentros con el más allá e incluso posesiones.

:O

Mientras vamos escuchando cómo cada persona le cuenta a su familia y amigos su relato, podemos ver recreaciones (a veces muy sangrientas) que poco a poco harán que nos sintamos parte de lo que cada persona vivió. En un principio podríamos pensar que las dramatizaciones van a ser muy simples, pero están realizadas de una manera que realmente logran su propósito de provocar miedo.

Hay que señalar que algunos de los episodios realmente nos presentan historias un tanto perturbadoras, pero al mismo tiempo hay otros que nos parecen un poco más lentos, sin dejar de ser historias muy fuertes.

Mucho se ha comentado acerca de si estas historias son reales o no. Siendo honestos hay un capítulo en especial que nos parece un poco loco creer que pasara de esa manera, y no por la historia como tal, sino que no se involucrara alguna autoridad.

El productor ejecutivo de esta serie Brett- Patrick Jenkins (quien es más conocido por su trabajo como artista de efectos visuales) ha declarado que quisieron mostrar el lado sentimental de las personas y presentar algo que impactara emocionalmente sin involucrar entrevistas con la policía, las cuales podrían haber añadido realidad a la serie pero a la vez convertirla más en un documental dramático.

Más allá de si las historias sucedieron o no, es una serie original de Netflix que vale la pena ver. Son episodios de 30 minutos muy bien realizados y que logran sus propósitos, los cuales definitivamente son asustarnos y ponernos a prueba haciéndonos pensar en si creemos o no lo que nos están diciendo, llevándolo a un sentido más allá de los protagonistas, trasladándonos a nuestra vida personal. Un viaje tan interno como escalofriante.