Los creadores de la serie explican cómo orquestar el robo más famoso de la historia – La Casa de Papel

En el marco de la segunda edición del Festival de cine hecho con celulares llamado SmartFilms, los creadores de la exitosa serie española La Casa de Papel, Álex Pina y Javier Gómez Santander, realizaron una MasterClass en la que desentrañaron y platicaron sobre la construcción del fenómeno mundial que primero se emitió en la televisión española y después fue adquirida por Netflix, con la cual se convierte en un fenómeno mundial.

Comenzar a gestar una nueva producción televisiva representa un enorme reto para los productores, creadores o guionistas; para Álex Pina, creador de la serie española, todo se originó en un momento crucial de su vida. “Realmente la génesis de esta serie nace con Vis a Vis, pues marca un cambio en la ficción contemporánea en España. Ahora se realizan series más atrevidas y políticamente correctas. Es una época en la que el guionista comienza a tener las riendas sobre la creación de contenido y así fue como fundamos Vancouver Media, para no tener que depender de nadie y para ello teníamos que hacer algo que aportara algo distinto al panorama español”, aseveró el propio Álex.

La transición que implica estar dentro del solicitado contenido de una plataforma global como Netflix, representa una exposición sin igual para los creadores de series. “Está cambiando el modelo de consumo. Las plataformas han otorgado el poder al espectador ya que ahora él decide cuándo y cuántos capítulos quiere ver; esto es esencial para crear series adictivas. Nos hemos curtido en esto, uno tiene que estar constantemente generando hitos. Empezó muy bien en España, fue la ficción más vista en su estreno; el inconveniente es que las personas tenían que esperar una semana para ver el siguiente capítulo, entonces no tuvo el consumo adictivo que genera por obligación una plataforma como Netflix“, relató Pina.

Dentro de la ficción de La Casa de Papel, era menester utilizar diversos simbolismos que le permitiera diferenciarse del resto de las producciones en actualidad. “Cuando hacemos una serie siempre pensamos que hay que diferenciarla y darle identidad propia. Estamos en un mundo en el que tan solo en EU se hacen 500 series al año, entonces el campo es muy peleado. Teníamos que poner un color primario que es el rojo y siempre las series pop están más concebidas como un cómic; necesitábamos una iconografía para que en 5 segundos el espectador supiera que estaba viendo nuestra serie. Nosotros queríamos una ficción con identidad y así encontramos a Salvador Dalí, uno de los genios más emblemáticos de España. Tardamos mucho tiempo pensando en cómo llamarlos, si como animales, planetas y cosas alternas, pero alguien llegó con un título que ponía Tokio y fue cuando descubrimos que las ciudades son evocadoras, así que empezamos a poner nombres de ciudades en la pizarra y al final buscamos también una fonética, que se escuchara bonito y fuera fácil de decir, que encajara con los personajes”, reveló Álex ante los aplausos del público expectante.

Para complementar la plática, Javier Gómez Santander agregó: “Bella ciao nace de un trauma en el que no encontrábamos de qué forma abrir la serie. Un día me desperté muy triste y decadente y me puse a escuchar esa canción, que me encanta y me anima siempre. Una mañana mientras hacía el desayuno descubrí que era la canción de la serie, así que corrí a la oficina a proponerla. Cuando El Profesor y Berlín la cantan juntos se vuelve algo mítico y emocional para los personajes”.

Una de las cuestiones más importantes dentro de la conferencia fue el seguimiento de la historia, el rodaje y producción de la cuarta temporada. “Hemos rodado ya la cuarta temporada y está en post producción, solo que todavía no nos han dado fecha de estreno, eso ya dependerá de Netflix“, platicó Álex

Con respecto a la actualidad de las plataformas de streaming y el cambio que se está presentando en el mundo del entretenimiento, los creadores agregaron bastante.  “Hoy en día el espectador es un espectro que dedica hasta 40 horas a la semana para ver series de ficción. El espectador es un experto y demanda que cambiemos los patrones y estamos obligados a innovar y a narrar vías nuevas en televisión, eso intentamos siempre. Las plataformas están obligadas a asumir más riesgos, tienen que avanzar en un territorio dominado por tendencias. Constantemente se cambia lo popular y estamos obligados a quemar más madera, las plataformas viven de que el público hable de ellas y de que uno se suscriba, entonces estamos en Netflix que vende ficción y ellos están obligados a tener la mejor ficción del mundo. Hay mucho más riesgo en el cine, es más cerrado y por eso se siguen contando historias viejas y haciendo remakes, buscando marcas que ya existían, por el pánico que representa la pérdida. Ser conservadores da más solvencia”, relató Pina.