¡Los Fab 5 están de regreso, más conmovedores que nunca! – Queer Eye

El pasado 15 de Marzo regresaron ellos, los 5 hombres más fabulosos y especiales de la televisión, esos que son capaces no solo de realizar make-overs impresionantes, sino también de hacernos llorar con toda su inteligencia emocional. ¡Sí, Queer Eye está de regreso! Y con ellos, por supuesto, las risas, las lágrimas y el estilo. 

https://www.youtube.com/watch?v=8SZbVV6eVFk

La nueva temporada de Queer Eye trae muchas primeras oportunidades para nuestros queridos Fab 5: en Kansas, nuestros queridos Karamo, Bobby, Jonathan, Tan y Antoni visitarán una adolescente lesbiana, un dúo de hermanas, un viudo recién mudado y nos harán sentir muchas, pero muchas emociones diferentes.

Desde el primer episodio, donde vemos a Jody, una mujer que desde que perdió a su hermano en un accidente automovilístico se ha cerrado a la posibilidad de considerarse hermosa, pasando por Joey, ese padre que ha atravesado las adicciones para sentar cabeza y darle un hogar a su hijo, hasta las hermanas Jones que, gracias a los chicos de Queer Eye logran hacer prosperar su negocio, esta nueva temporada vuelve a demostrarnos que esta serie de Netflix es mucho más que un show sobre make-overs.

¿Qué es lo que hace a los Fab 5 tan especiales? El lugar que le dan a todos sus participantes para ser quienes quieran ser. No solo es una cuestión de que se vean “bien”, sino de que se sientan cómodos. No hay etiquetas ni límites, de la mano de Karamo, Bobby, Antoni, Tan y Jonathan cada uno de los afortunados de pasar por Queer Eye saldrán renovados y encontrándose a sí mismos.

En esta tercera temporada uno de los episodios más conmovedores fue el de Jess, una joven lesbiana que, tras haber salido del clóset a los 16 años, su familia adoptiva la echó de casa y, desde ese entonces, ha intentado sobrevivir sin pedir ayuda a nadie. Los Fab 5 la ayudarán a reconectarse con sus raíces, con su identidad como mujer lesbiana negra y hasta a establecer un nuevo vínculo con su hermana biológica.

Uno de los aspectos más fuertes de esta tercera temporada es que le ha dado lugar a todos para expresarse. Si bien Jonathan sigue siendo el favorito de casi todos por su entusiasmo y su simpatía, por fin pudimos escuchar la voz de Bobby largo y tendido, contando su experiencia tras haber sido rechazado también por su familia.

Además, supimos algo más de Antoni, su lucha con las adicciones y sus vínculos familiares, así como también lo vimos al mismo Jonathan ponerse en un lugar mucho más sensible al hablar acerca de la enfermedad que se llevó a su padrastro.

Lo único malo de Queer Eye es lo rápido que se nos pasa la temporada. ¡Imposible no maratonear con los Fab 5! Ahora solo nos queda esperar hasta la próxima que, aunque no esté confirmada, todos sabemos que va a suceder.