Nuevamente un gran salto temporal fue el eje principal y estamos frente a una nueva serie – The Walking Dead

Nuevamente un gran salto temporal fue el eje principal y estamos frente a una nueva serie – The Walking Dead

Rick no murió. Ya lo anticipamos hace una semana: era imposible que sucediera. Y lo que nos dejó fue un giro, un cambio totalmente radical, y por varios motivos, los mismos que en nuestra corta o larga vida, depende de cada uno, nunca pensamos que íbamos a ver en una de las series más vistas de los últimos años.

What Comes After no fue la trama de Rick, fue lo que vendrá, tal cual como dice su título si es que lo traducimos del inglés. Los cambios son enormes ya que el salto de tiempo de aproximadamente 5 años que provoca el final sorpresa del episodio, algo a lo que AMC nos tiene muy (mal)acostumbrados.

La temporada 9 es por ahora una gran mejora con respecto a las temporadas recientes de The Walking Dead, y el salto de dos años entre las temporadas 8 y 9 es una de las principales razones. Avanzar en la historia hasta ahora ha hecho que la temporada 9 se sumerja directamente en los esfuerzos de reconstrucción de los sobrevivientes en lugar de empaparse de las consecuencias inmediatas de la guerra, un movimiento que le dio nueva vida al programa. Ahora parece que The Walking Dead saltará aún más en el futuro, poniendo más distancia entre su reciente desaceleración y hacia dónde se dirige.

What Comes After debería haber sido más notable por ser el último episodio de Andrew Lincoln, y es solo después de que se lo lleva en el helicóptero que The Walking Dead establece su nueva pero repetida configuración. A medida que el helicóptero se aleja, la pantalla se disuelve en una escena en la que un nuevo grupo de sobrevivientes está siendo superado por los caminantes. Estos personajes son algunas de las nuevas caras que se unen a The Walking Dead esta temporada: Magna (Nadia Hilker), Yumiko (Eleanor Matsuura), Kelly (Theory The Angel), Connie (Lauren Ridloff) y Luke (Dan Fogler). Pronto están completamente rodeados, pero, justo antes de que los caminantes los ataquen, los disparos resuenan, despejándoles el camino para escapar.

El grupo de Magna luego escucha una voz que los llama desde la cercana línea de árboles y se toman un descanso. Cuando llegan a su salvador, ven que es una niña de unos 810 años. Ella saca su pistola, se inclina para recoger su sombrero de vaquero y se presenta a ellos como … Judith Grimes.

Entre Rick volando en ese helicóptero y el grupo de sobrevivientes de Magna salvados por Judith, han pasado entre cuatro y seis años. Es un salto de tiempo enorme y totalmente inesperado, y cuando se combina con el salto de tiempo anterior de 2 años, avanza rápidamente el espectáculo aproximadamente 7 años. Poner a The Walking Dead en un futuro tan inhóspito trae un amplio cambio a la serie, OTRA VEZ, y dado que anteriormente se habló sobre un reinicio del programa en ausencia de Rick, este cambio dramático en el tiempo seguramente logrará exactamente eso… y no nos gusta.

Saltar adelante en el tiempo hace mucho más que aumentar la edad de Judith: la configuración del todo se está yendo cuesta abajo. Repetir no siempre es símbolo de triunfo. 

Ok, este salto de tiempo tendrá un gran impacto en los personajes. Lauren Cohen ya está lista para salir del programa esta temporada, y es posible que Maggie ya se haya ido cuando regrese la serie. Eso es poco probable ya que seguramente querrán darle una despedida apropiada, pero no es imposible. Negan estaba en medio de una crisis total la última vez que lo vimos, por lo que es posible que después de un salto de tiempo de aproximadamente cinco años, se haya convertido en un hombre muy diferente. De manera similar a lo que le sucede en los cómics, que no incluye este salto por segunda vez, Negan puede haberse reformado y, aunque no ha sido aceptado en la comunidad, se le permite vivir en las afueras de su territorio establecido. O eso o él todavía está preso, convirtiéndose en algo así como un hombre de la bolsa que se ha mantenido encerrado en el sótano. ¿Y qué hay de Michonne, Daryl y todos los que estuvieron más cerca de Rick? ¿Cómo habrán cambiado en todos estos años?

Todo esto nos lleva a pensar que nos vamos a enfrentar a una nueva serie, ¿y eso nos parece interesante? Sin dudas hay que ver qué sucede, pero dudamos que la calidad de narración sin Rick sea superada. Es más, proponemos que le cambien el nombre al show, hasta sería más atractivo.

Independientemente de lo que haya sucedido exactamente en estos 4 o 6 años, que en The Walking Dead se vuelva a saltar hacia adelante nos parece un abuso del recurso, una manera elegante de “sacarse de encima” el problema de Rick / Andrew Lincoln para configurar los grandes cambios.

La próxima semana, cuando la audiencia vea a Judith presentando a la comunidad de recién llegados a la comunidad, seguramente habrá todo tipo de sorpresas… y un poco estamos cansados de eso, porque la seguridad a veces es buena.

Alrededor de la web