Pattinson vs Hoult: la batalla por ser el nuevo Caballero Oscuro

Ya no podemos negar que los cómics son los grandes monstruos de la industria audiovisual. Ya sea la pantalla chica o la grande, todo lo relacionado a adaptaciones de viñetas paraliza el mundo.

Hace pocos días nos sorprendimos con la noticia de que la carrera por ver quién va a convertirse en el nuevo Bruce Wayne se había reducido a solo dos nombres: Robert Pattinson y Nicholas Hoult. ¿Los conoces? ¿Cuál es tu preferido?

Ambos actores son originarios de Inglaterra: Pattinson nació en Londres, mientras que Hoult lo hizo en Wokingham. Las edades también son parecidas, aunque el primero es algo mayor, ya que Robert tiene 33 años actualmente y Nicholas solo 29.

Por el lado de Robert Pattinson, sus comienzos en la actuación se dieron en el teatro, donde fue descubierto por un agente que le dio el empujón para saltar a la pantalla chica. Nicholas, que fue criado por su madre y sus hermanas, en su infancia desarrolla un interés por la danza, especialmente el ballet, y también, por el teatro, siendo descubierto por un director a la temprana edad de cinco años. En este sentido, podemos decir que Nicholas Hoult comenzó su carrera mucho más joven que Robert, de quien podemos citar sus primeros trabajos recién en la adolescencia.

El primer éxito de Nicholas fue el film About a Boy, donde compartió elenco con Hugh Grant. Para Robert, en cambio, su primer triunfo vino de la mano de Harry Potter and The Goblet of Fire, donde interpretó a Cedric Diggory.

Mientras que Robert Pattinson terminaba de saltar a la fama en la pantalla grande con el éxito juvenil Twilight, aproximadamente en la misma época Nicholas Hoult triunfaba en la pantalla chica con la serie inglesa Skins. Pattinson se convirtió en Edward Cullen, un personaje que marcaría su carrera y no de la manera más conveniente. Nicholas, en cambio, interpretaría por dos temporadas a Tony Stonem, ganando el cariño de la crítica y fans, tanto así que la cantidad de atención lo abrumó y dudó acerca de continuar con su carrera de actor.

Tanto Pattinson como Hoult exploraron muchas opciones para poder encontrar su terreno. Robert tuvo que luchar para quitarse de encima el estigma de haber sido Edward Cullen, el vampiro que brillaba, mientras que Hoult hizo un breve paso por el teatro, un papel en un film olvidable como Clash of the Titans y trabajó con su acento para incorporarse a la industria norteamericana.

Finalmente, Robert empezó a recibir críticas favorables por su trabajo actoral, a partir de roles más maduros como el que interpretó en Water for Elephants y de su trabajo con David Cronenberg en Cosmopolis. Por su parte, Nicholas brilló en Mad Max: Fury Road y, además, terminó convirtiéndose en Hank McCoy en los films de X-Men.

En los últimos años, ambos actores han dedicado su carrera a films independientes, alejados de las grandes luces de Holywood. A Pattinson, por ejemplo, esto le dio la oportunidad de trabajar con directores de todas partes del mundo, como los hermanos Safdie, con quien llevó adelante uno de sus papeles hasta la fecha en el film Good Times. Hoult, además, se dedicó a trabajar en algunos films biográficos, como por ejemplo Rebel in the Rye, donde interpretó a J.D. Salinger. Si tienes ganas de verlo en otro rol de esta índole, tal vez debas reservarte para ver Tolkien en tu sala de cine más cercana, donde Nicholas interpreta al gran autor de The Lord of the Rings.

Estos dos actores ingleses tienen carreras semejantes y por eso no sorprende que ambos estén siendo considerados para interpretar al Caballero Oscuro. Tanto Pattinson como Hoult rondan los 30 años, edad que tenía Christian Bale cuando nos deslumbró a todos con su Batman. Ambos actores están en el momento justo para entregarnos un Bruce Wayne joven, fresco, alejado de la visión gastada y dura que vimos en los últimos films de DC, interpretada por Ben Affleck.

Además, tanto Robert como Nicholas parecen estar en un punto de inflexión en sus carreras:  han tenido ya las experiencias suficientes tanto dentro del circuito más mainstream como del independiente para formarse como buenos actores. Nuestro héroe favorito de los cómics no se merece menos.