Personajes que extrañamos #28: Rae Earl – My Mad Fat Diary

Personajes que extrañamos #28: Rae Earl – My Mad Fat Diary

Las series coming of age no escasean en estos tiempos. Sin embargo, pocas, muy pocas, han alcanzado el nivel de My Mad Fat Diary. La serie inspirada en la novela My Fat, Mad Teenage Diary de Rae Earl, producida por E4, es una de las mejores del género, incluso más de cuatro años después de haber finalizado.

Gran parte de ese éxito se debe a sus personajes y, en particular, a su protagonista: Rachel “Rae” Earl (sí, el mismo nombre de la autora de la novela).

Interpretada por Sharon Rooney, Rae se metió en el corazón de todos desde un primer momento. Su sarcasmo, su sensibilidad y su constante lucha por mejorar lograron conmovernos desde el principio. 

Rae se enfrentó muchas veces a la famosa noción de “pueblo chico, infierno grande” al retornar a Lincolnshire, su ciudad de origen, luego de pasar cuatro meses en un hospital psiquiátrico debido a sus tendencias a la autoflagelación y a sus problemas para aceptar su cuerpo.

Sin embargo, a pesar de todos sus miedos, Rae logra comenzar a reconectar con su antigua amiga, Chloe, la primera en enterarse dónde pasó sus últimos cuatro meses. Gracias a Chloe, Rae conoce a su nuevo grupo de amigos, atreviéndose a abrirle la puerta a gente nueva. 

Una vez que empieza a abrirse, Rae muestra sus colores: su humor, su pasión por la música y su gran sensibilidad. 

Por supuesto, no es fácil. Rae tiene que lidiar con su voz interna todo el tiempo que le dice que no pertenece, que nadie la quiere, que todos le tienen lástima y por eso la aceptan. Sin embargo, lentamente, Rae empieza a descubrirse como mujer y a tener deseos de más. Así, el romance comienza. 

Primero, equívoco, con Archie, que tiene una sensibilidad muy parecida a la de ella, pero que luego se descubre como gay. Rae, sin embargo, se convierte en un pilar en la vida de Archie, guardando su secreto hasta donde le es posible, y su amistad es maravillosa.

Archie es el primer paso. Luego de él, llega el verdadero romance para Rae, de la mano de Finn. Sí, el chico más lindo de la escuela, termina enamorándose de ella. Y no porque esta sea una serie cursi con final feliz, para nada. Sino porque debajo de esa fachada hermosa y dura, Finn es tan sensible como ella y juntos sienten que pueden contra el mundo. 

Es maravilloso cómo ambos van despojándose de sus miedos juntos, cómo descubren sus miedos, su sexualidad, sus deseos.

Con el correr de las temporadas, la pequeña y temerosa Rae de la temporada uno se convierte en una mujer fuerte, capaz de enfrentarse a todo. Es una gran amiga, es capaz de superar sus temores, de hacerse valer y de perseguir sus sueños.

El final de My Mad Fat Diary no es un final perfecto, porque la vida no es perfecta. Pero nos deja tranquilos porque sabemos que Rae seguirá creciendo, hasta convertirse en la mujer que siempre supimos que podía ser.

Para terminar de celebrar a este gran personaje que nunca vamos a olvidar, ¿qué mejor que una compilación de los mejores momentos que pasó junto a su gran amor, Finn? ¡Te extrañamos, Rae!