¿Por qué (volver a) ver este anime clásico en Prime Video? – Heidi

No todo es Neon Genesis Evangelion (y menos sin esas 26 versiones de Fly Me to the Moon que nos negó Netflix). Pero si la aclamada serie anime de Hideaki Anno fue su bautismo de fuego para introducirlos al increíble mundo del anime, quizás sea tiempo de relajarse y visitar otro de sus muchos géneros: el kodomo (anime infantil o familiar).

Heidi, la niña de los alpes tomó por sorpresa a México y América Latina cuando, tras grandes esfuerzos del productor mexicano Carlos Amador y un estupendo doblaje latino, se trajeron a nuestro continente los 52 episodios de Heidi en 1978, 4 años después de su emisión y éxito en Japón.

La serie está basada en la novela homónima de Johanna Spyri escrita en el año 1880, y trata sobre las aventuras de una pequeña huérfana de 5 años de edad que es llevada por su tía a las montañas suizas para que viva con su abuelo, debido a que ella debe trabajar y ya no puede cuidar de ella.

¿Dónde y por qué deberían verla? Nos emocionó descubrir que Amazon incluyó la serie completa en el catálogo de su plataforma de streaming Prime Video, y aunque lamentablemente (para los otakus o fans del anime más puristas) no existe la opción de audio en japonés con subtítulos; sí se cuenta con el doblaje original y canciones por la impecable actriz Cristina Camargo, junto con Diana Santos, Queta Lavat, Arturo Mercado y el legendario Francisco Colmenero, como la voz del abuelo.

Este video no muestra la calidad de los episodios de Prime Video, donde podrán disfrutar de la edición remasterizada.
https://www.youtube.com/watch?v=l77rAJPtNKI

La dirección corrió a cargo de Francisco Colmenero (esa increíble voz que han escuchado en El Rey León, Los Picapiedra y cientos de personajes del cine y la TV en sus últimos 65 años de carrera ininterrumpida) y los arreglos musicales de su banda sonora son una auténtica obra de arte que, pese a lucir en animación y colores como una linda reliquia, su historia de valores humanos y mensaje de amor son completamente atemporales.

Es cierto: no los dejará traumatizados ni pensando en nuestra insoportable levedad del ser como Evangelion, pero definitivamente quedarán encantados con la ternura de Heidi, Pedro, El abuelo, Clara y hasta la ácida señorita Rottenmeier.

Y un favor, querido tío Prime: ¿podrías traernos también Candy Candy y Remi? Digo, para que el círculo nostálgico otaku sea completo…