Series para maratonear los fines de semana #19: Our Boys – Our Boys

No todas las investigaciones de asesinatos pueden desencadenar una guerra real, pero pocos lugares son tan volátiles como Jerusalén, donde las tensiones entre las poblaciones árabes y judías aumentan Our Boys, una sombría y fascinante miniserie-docudrama de HBO coproducida por Keshet Studios basada en hechos reales del 2014, la primera serie hablada totalmente en hebreo y árabe transmitida por este canal.

Comprar los derechos fue un movimiento loable por parte de HBO, por eso te recomendamos que la maratonees este fin de semana.

Filmada en Israel, Our Boys comienza con el secuestro y asesinato de tres adolescentes judíos, todo atribuido a Hamas. En represalia, un adolescente palestino es secuestrado, golpeado y quemado hasta la muerte por partes desconocidas, un crimen que conmociona incluso a las autoridades endurecidas por la batalla y lleva a una larga investigación que se recorre durante los 10 episodios de esta serie.

El protagonista es Simon (Shlomi Elkabetz), investigador principal de la División Judía del servicio secreto Shin Bet, una unidad que investiga los crímenes de odio cometidos por miembros de la comunidad judía hacia musulmanes, cristianos y cualquier otra denominación que se pueda encontrar en Jerusalén. Él es un hombre soltero de ascendencia marroquí que está casado con el trabajo. Mientras continúa la búsqueda de los tres adolescentes desaparecidos, sigue nerviosamente a un grupo de jóvenes extremistas judíos para asegurarse de que no cometan un ataque de venganza contra la comunidad árabe. Pero resulta que los extremistas se presentan de muchas maneras, lo que lleva a una persecución política cuando un residente de Shuafat es secuestrado y brutalmente asesinado. Pronto queda claro que los autores son unos jóvenes judíos.

Fuente: HBO

Con el correr de los episodios, te encontrarás con múltiples historias paralelas a medida que concluye el caso del secuestro israelí: la relación de Simon con un terrorífico judío terrorista juvenil de Hilltop, las luchas de un adolescente ultraortodoxo llamado Avishai (Adam Gabay) cuya familia lo está presionando para que asista a yeshiva y la batalla entre el joven palestino Mohammed Abu Khdeir (Ram Masarweh) y su padre Hussein (Jony Arbid) quien amenaza con cancelar su viaje a Estambul debido a una disputa doméstica. Estas historias entre otras serán claves para el desarrollo y desenlace de esta impactante serie.

En Our Boys la emoción se siente profundamente y a veces es difícil de soportar, pero está tan enfocada microscópicamente en el tenso avance en tiempo real de la investigación que en ningún momento se siente artificial. Tanto en hebreo como en árabe, la serie aborda temas delicados de racismo, odio, ideología religiosa y venganza. Al mezclar material documental de la vida real e informes de noticias en los episodios, crea una extraña familiaridad de un tiempo aún crudo en los recuerdos de los israelíes y los palestinos.

La mayor curiosidad dentro de Our Boys proviene sobre todo de su interés en escuchar a ambas partes sin emitir juicio sobre nadie. Se balancea entre diferentes lados y de vez en cuando verás la distinción entre cómo alguien que es judío o árabe se siente acerca de la injusticia en cuestión. Todos tienen la suposición de quién podría haber hecho cosas tan indescriptibles, y se basa en sus prejuicios.

Fuente: HBO

La producción es impecable como todo lo que nos ofrece siempre HBO, partiendo de la similitud física y la manera que tienen los actores de interpretar a los personajes reales. También se construyó una réplica de la calle donde se desarrollaron los disturbios, se recrean en exactitud las entrevistas de los involucrados y se entrelazan imágenes reales de la época usándolas sabiamente para ilustrar el sentimiento público en Israel durante esos terribles días: las oraciones en masa, las grandes manifestaciones, los discursos y las valientes declaraciones de los padres de los adolescentes involucrados.

Los 10 episodios de Our Boys ya están disponibles en HBO, así que… ¡No te la pierdas!