Series para maratonear los fines de semana #3: Big Little Lies – Big Little Lies

Sí, ya sabemos qué te pasa: quieres maratonear una serie este fin de semana pero no sabes cuál. Y como somos la bondad misma hecha sitio, hoy viernes, como todos los viernes, nuevamente te decimos cuál es la indicada.

Palpitando el regreso de la segunda temporada, no puedes dejar de ver este dramón de HBO: Big Little Lies.

Escrita y creada por David E. Kelley y basada en el bestseller de Liane Moriarty, Big Little Lies tiene un elencazo y una narración retorcida. Un drama cómicamente oscuro que apunta a la falsedad de la vida perfecta protagonizado por Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley y Laura Dern siendo parte de un grupo de mujeres que explora temas de violencia, amistad, fragilidad del matrimonio, la crianza de los hijos y se enreda en un misterio de asesinato a medida que aprendemos más sobre sus personajes principales: Madeline, Celeste y Jane.

Ellas son tres madres que viven en Monterey, un pueblo en el Norte de California; sus hijos están en el primer curso de la fantástica escuela local. Jane (Shailene Woodley) acaba de mudarse; es una madre soltera en busca de una mejor vida para ella y su hijo Ziggy. Madeline (Reese Witherspoon) es una de las mujeres más populares del pueblo y también de las más temperamentales; está casada con Ed (Adam Scott), con él que tiene una hija pequeña y una relación complicada con su ex marido Nathan (James Tupper) y Abigail, la hija adolescente que comparten. Celeste (Nicole Kidman), ex abogada y actualmente ama de casa y madre de gemelos; está casada con Perry Wright (Alexander Skarsgård), un hombre de negocios que viaja muchísimo por trabajo; su relación a simple vista parece perfecta, pero esconde muchos secretos.

Estas tres mujeres establecen un lazo tan fuerte que las convierte en aliadas dentro una comunidad en la que nada es lo que parece.

Cada personaje femenino tiene un rol sumamente importante en esta historia: Madeline, ha proporcionado gran parte del humor mordaz de la serie, mientras se abre camino a través de la maternidad y un matrimonio insatisfactorio; Jane sirve como gran parte del empuje narrativo del programa mientras lucha diariamente como una madre soltera y sobreviviente de un hecho horrible del pasado; Celeste es el personaje clave de la serie, es el terror silencioso, es la que revela los verdaderos colores de Big Little Lies como una mirada crudísima de la violencia doméstica y la agresión sexual.

La serie absorbe desde el principio no solo porque no revela quién es el asesino hasta el último episodio, sino que tampoco da una sola pista de quién fue asesinado. Esto lleva a observar con detalle a todas estas familias para tratar de averiguar quién va a asesinar a quién. La presentación de cada uno de los integrantes nos hace imaginar y cambiar de opinión constantemente de a quién nos gustaría ver morir y quién deseamos que sea el asesino.

Lo que más llama la atención de Big Little Lies no es solo el gupo fotografía + vestuario + locaciones (aunque sí cabe destacar su maravillosa banda de sonido): lo impactante es el retrato en bruto del efecto dominó que genera la violencia. La serie simplemente es una conmovedora historia de supervivencia y nos muestra a estas mujeres, con el correr de los episodios, como una fuerza instintiva, inquebrantable y unificadora.

La revista TIME calificó a Big Little Lies como uno de los 10 mejores programas de televisión del 2017. A su vez, ha sido galardonada con 4 Golden Globes, 8 EMMYs y 2 Screen Actors Guild Awards.

Big Little Lies fue tan bien recibida como serie limitada que se tuvo que expandir a una segunda temporada que comienza el próximo domingo 9 de Junio por HBO. Por eso te la súper recomendamos para que te pongas al día este fin de semana.

🙂