Todas las preguntas que nos genera ¿el último episodio? de Rick Grimes – The Walking Dead

Todas las preguntas que nos genera ¿el último episodio? de Rick Grimes – The Walking Dead

La temporada 9 de The Walking Dead ha estado bastante bien si la comparamos con las anteriores dos, y los fans de verdad (no los que van con el hype) están bastante contentos con el resultado.

Pero, no todo es alegría. Antes del estreno de la presente temporada AMC, la productora de la serie, informó que Andrew Lincoln, quien ha interpretado a Rick Grimes desde 2010, partiría antes de la conclusión de la temporada. A su vez, y para rematar al cuestión, también se confirmó que Lauren Cohan, quien interpreta a Maggie, se tomaría un tiempo lejos de su personaje. Habiendo matado a Carl, el hijo de Rick, en la temporada 8, The Walking Dead está perdiendo efectivamente a tres grandes protagonistas dentro de la temporada de episodios.

Después de que se emitió el tercer episodio de la temporada 9 de The Walking Dead, AMC confirmó que solo quedaban dos episodios hasta que el programa se quede sin Rick. Ok, todo excelente pero aún quedan muchas preguntas sobre la salida del personaje. Con el tiempo rápidamente agotado para el ex Sheriff, acompáñanos al formular las preguntas que rodean a esta caída. 

1. ¿Marketing?

Los fanáticos de Rick todavía pueden aferrarse a la esperanza de que todo esto es un truco publicitario monumental para aumentar el rating. Pero anunciar la salida de su actor principal no es una forma segura de atraer a más espectadores… Incluso si esta es la intención, las cifras de visualización continuarán disminuyendo hasta que él vuelva, es fáctico.

2. Entonces, ¿morirá?

Si bien la partida de Lincoln es casi una certeza, si su personaje sobrevivirá o no, todavía está en discusión. La naturaleza de la configuración de apocalipsis zombi de The Walking Dead significa que cualquier figura que se confirme que se va, generalmente se espera que muera, y esto se ha demostrado en gran medida a lo largo de la historia del programa. Pero hubo casos extraños: Morgan yendo a Fear the Walking Dead; Morales volviendo para ser parte de Los Salvadores; Merle sin mano pero vivito y coleando.

Lincoln y otros han sugerido en varias entrevistas que su personaje puede menospreciar la tradición y no ser asesinado. Lauren Cohan también confirmó que, si bien Maggie dejará el programa, la líder de Hilltop no se encontrará con su fallecimiento todavía. Hablando lógicamente, si The Walking Dead puede encontrar una manera de mantener a Maggie fuera de la pantalla pero aún con vida, es posible que se pueda hacer lo mismo con Rick. Esto lo analizamos en una nota que causó bastante revuelo.

Hay que ser realistas: la pérdida tendrá inevitablemente un gran impacto en The Walking Dead y habrá que hacer grandes ajustes, pero ni la serie ni los espectadores podrían realmente “avanzar” si la posibilidad de que Rick regrese todavía existiera. Después de una pérdida tan significativa, se necesita un descanso limpio.

3. Sin Rick, ¿puede TWD seguir adelante de manera lógica?

Si The Walking Dead puede continuar o no sin el hombre que ha sido su punto focal desde el primer día es una pregunta que mantendrá a los jefes de AMC con pesadillas. Rick sigue siendo el protagonista en relación al cómic y aunque su partida es supuestamente inminente, el mayor de los Grimes se ha mantenido como el foco central de The Walking Dead en los primeros tres episodios de la temporada 9.

Sin lugar a dudas, The Walking Dead está perdiendo su carácter más vital y no parece que tengan un reemplazo obvio alineadoMaggie y Carl podrían haber sido contendientes para asumir el liderazgo si se hubieran mantenido; Daryl tiene la popularidad entre los fanáticos, pero el propio Norman Reedus ha admitido que su personaje no es un líder natural; Negan tiene el poder del fandom y el carisma necesarios, pero necesitaría más tiempo para lograr una transición efectiva para ser uno de los buenos.

Esto que acabamos de especificar nos lleva a la siguiente pregunta, que es…

4. ¿Quién lo reemplazará?

Aunque no hay un reemplazo inmediato y obvio para Rick, The Walking Dead necesitará un nuevo protagonista principal en algún momento; incluso los programas que presentan un reparto de conjunto generalmente requieren que un personaje actúe como un punto focal.

Quizás la candidata principal es Michonne. Hace un par de episodios, Rick pronunció una línea que permite a los espectadores saber que Michonne ha estado a cargo de Alexandria en su ausencia, esencialmente estableciéndola como su próxima líder. Desafortunadamente, los espectadores no han visto demasiado de lo que Michonne es capaz en la temporada 9 hasta ahora, pero si eso cambiara, el personaje podría convertirse rápidamente en el protagonista del programa. A su vez, es muy difícil aceptar a Michonne con tan poco pasado encima. Si eso lo arreglan, si hay flashbacks interesantes, puede ser un personaje apto para liderar la serie. 

Danai Gurira as Michonne – The Walking Dead _ Season 6, Episode 10 – Photo Credit: Gene Page/AMC

Por otro lado, tenemos a la pareja del momento, Ezekiel y Carol, pero tampoco nos terminan de convencer: el primero (ALERTA DE SPOILERS DEL CÓMIC) debería morir contra Los Susurradores; la segunda está bien planteada pero no es un personaje fuerte como para hacerse cargo de la serie, es bastante esporádico.

Alternativamente, The Walking Dead podría introducir una cara completamente nueva para actuar como una figura central. Por ejemplo, se sabe que Magna, un personaje interesante en el cómic y que se une a Alexandria, aparece en la temporada 9. Ok, sería lindo ver algo nuevo, fresco, pero la construcción del personaje llevaría un tiempo. ¿Qué pasaría durante ese lapso? Ahí lo complejo.

Después de un poco más de ocho años luchando contra los muertos vivientes, es natural que la salida de Andrew Lincoln de The Walking Dead suscite muchas preguntas y cree un aura de incertidumbre. Con los ratings cada vez peor, la partida tiene el potencial de matar al programa por completo, pero The Walking Dead está decidida a tambalear resueltamente con una dirección: hacia adelante. Y, aunque las probabilidades están firmemente en su contra, el potencial para refrescar las cosas podría ser la solución perfecta para los problemas actuales. .