Todas las puertas abiertas que nos dejó Winterfell – Game of Thrones

¿Y? ¿Cómo vivieron Winterfell, la vuelta de Game of Thrones? ¿Cuántas veces gritaron? ¿Cuántas lloraron? La serie más popular de los últimos diez años entró oficialmente en su recta final y aquí repasaremos lo que nos espera la próxima semana.

Teniendo en cuenta que solo faltan 5 episodios para el final podríamos decir que Winterfell fue un capítulo bastante lento de GOT. Sin embargo, plantó varias semillas de cara a lo que viene. Echémosle un vistazo a lo que podríamos cosechar en las semanas restantes: veamos las puertas abiertas que dejó Winterfell.

1. El reencuentro más importante

Como era de esperarse, en este capítulo muchos de los personajes volvieron a verse las caras luego de mucho tiempo. Arya y Jon, Sansa y Tyrion, Jon y Sam, Jorah y Sam, Arya y Gendry, Jon y Bran, The Hound y Arya, pero el más importante de todos, y la escena con la que se cerró Winterfell, fue el de Jaime y Bran: ciertamente nos indica que será una relación clave de aquí en adelante.

No se veían desde el primer capítulo, cuando el Kingslayer tiró al joven Stark desde la torre y lo dejó lisiado. Desde allí, Brandon sufrió mucho debido a ello, y aunque pareciera que es algo ya superado, puede que guarde mucho resentimiento hacia Jaime y eso será algo que deberá controlar durante la guerra. ¿Podrá hacerlo? Recordemos que Bran también debe saber que Cersei está embarazada de él, así que puede usar ese dato en su contra.

Por otro lado, Jaime es completamente odiado por el 98% de la unión Stark + Targaryen: mató al padre de Daenerys, sentenció a Ned, casi mata a Bran y es uno de los enemigos principales del Norte. El hermano de Cersei deberá hacerle entender a sus enemigos lo útil que puede ser y lo mucho que ha cambiado antes de que una espada atraviese su corazón o que un dragón le arranque la cabeza.

Si una cosa nos quedó en claro acerca de esto es que las cosas que se hicieron en temporadas anteriores no serán olvidadas. Jaime deberá enfrentar el mal que causó y que hasta ahora no lo había perseguido. No fue un final cualquiera: nos anticipó que muchas cosas de las que tal vez nosotros nos olvidamos, los creadores no, y las traerán de vuelta en esta recta final.

2. Los White Walkers llegarán antes de lo pensado

No vimos ni siquiera a un Caminante Blanco en este capítulo, lo que me sorprendió bastante, debido a que ellos, suponemos, serán los protagonistas de esta octava entrega. Sin embargo, nos dejaron una pista inquietante: cuando viajamos a la Guardia, Tormund, Dondarrion y compañía se encontraron con el niño Umber colgado en una pared con un montón de brazos y piernas a su alrededor que formaban el espiral de los White Walkers.

Este símbolo ha aparecido varias veces ya dentro de la serie. En la tercera temporada Jon encuentra un montón de caballos muertos que lo conforman, y en episodios más recientes descubrimos que era un símbolo de los niños del bosque que los Caminantes Blancos se apropiaron y por eso apareció en esa cueva antigua en la que Jon y Daenerys entraron la temporada pasada.

¿Qué significa esto? Que el Night King está muy cerca de Winterfell, más de lo pensado y que tal vez la semana que viene comience la Gran Guerra de una vez por todas.

3. Nada perdura

“Nada perdura” fue la frase que dijo Varys cuando estaba viendo a Jon y Daenerys reír. 

Luego del conmovedor abrazo que nos sacó algunas lágrimas a todos, llegó la verdad. Sam le dijo a Jon que en realidad se llama Aegon Targaryen, pero la reacción de él fue rara: no se puso contento, tampoco triste y definitivamente no pensó que su amigo le estaba mintiendo, sino que se preocupó al saber que es el legítimo heredero del trono. Sí: pensó en Daenerys

¿Cómo decirle a la blonda que el Trono le pertenece a él y no a ella?La Madre de los Dragones está dispuesta a hacer cualquier cosa con tal de ser la Reina, y si Jon se interpone en su camino él piensa que no dudará en matarlo. De aquí en más a Aegon (¡sí, es Aegon ahora!) le quedan dos caminos: resignar su corona, guardarse el secreto y permitir que Dany se quede con el Trono o contarle la verdad y arriesgarse a entrar en un conflicto con la Khaleesi que podría significar la derrota en la Gran Guerra y la caída del Norte. En cualquiera de los dos casos, la relación amorosa entre ambos es probable que haya terminado aquí y ahora quedará en Jon decidir cómo finalizará su relación con ella… y con los dragones.

4. Theon será una pieza fundamental

Luego de rescatar a Yara, su hermana lo dejó ir al Norte a pelear junto a los Stark.¿Qué papel jugará dentro de la guerra? Theon llegará con el conflicto ya empezado o a punto de empezar, así que no tendrá tiempo para prepararse, ni para pedir perdón a quienes antes eran sus hermanos. Llegará, luchará y muy probablemente morirá, pero ¿cómo?

Él podría haber muerto en miles de ocasiones anteriores, pero no pasó; está aquí por una razón, tiene un propósito importante. ¿Será matar al Night King? Ciertamente sería una sorpresa que nadie vio venir, pero tampoco sería algo alocado. Theon ha recuperado su valor y haría cualquier cosa con tal de recuperar el respeto de los Stark, así que defenderlos del Rey de la Noche puede estar entre las opciones.

Otra teoría es que sufrirá una muerte muy ridícula y vergonzosa, que luchará dejando sangre, sudor y lágrimas, pero que cuando quiera salvar a uno de sus “hermanos”, fracasará y ese será su fin.

5. Bronn y la clave Lannister

Bronn apareció poco, pero en realidad fue mucho. Qyburn le da una ballesta y le dice que tiene un encargo de parte de Cersei: matar a sus hermanos. Él tomará o no el trabajo, pero hay algo que esto genera, una duda tremenda: la teoría que dice que Tyrion será un traidor a Daenerys cae ya que, de enterarse los motivos de su hermana, podría llegar a abandonar todo y finalmente ponerse del lado de los buenos.

Veremos.