Una de las mejores series de 2019 que tal vez NO puedas ver – The Virtues

El Festival de Cannes es un referente del mundo del cine actual. A diferencia de los Premios de la Academia, los mismos que tienen un énfasis más comercial y más americano, el festival francés es más incluyente y agrega producciones de todo el mundo y en todos los lenguajes. En 2016 el gobierno francés decidió crear un festival similar al de Cannes pero que se enfocara solamente en las series (anteriormente se incluía un premio especial a las series dentro del Forum des Images de París). Después de tener varias posibles sedes, se decidió al final que la oficial sería la ciudad de Lille-Alta Francia. El festival tiene el nombre de Series Mania y este año fue la segunda vez que se celebró, del 22 al 30 de Marzo.

Las series que entran en la competencia no son las típicas comerciales que podemos ver en diversas plataformas. Aunque parezca raro, las grandes compañías aprovechan este escaparate para estrenar sus nuevas producciones. El año anterior la serie ganadora fue la israelita On The Spectrum. Este año se estrenaron Monzón, Chambers, The Twilight Zone, entre otras, dando dura competencia, y la que ganó los premios principales fue una serie británica, una tal The Virtues.

Esta miniserie de solo 4 episodios nos muestra la historia de Joseph, interpretado por Stephen Graham (Line of Duty, Taboo), y cómo su vida cae en un espiral por la soledad, el dolor y el abandono, refugiándose en el alcohol. Pero su deseo de salir adelante lo lleva a regresar a su pueblo natal, en el que se encontrará con los fantasmas de su pasado que regresan a atormentarlo de nuevo.

El retrato íntimo que logra el director Shane Meadows (This is England) sobre el guión de Jack Thorne (His Dark Materials, Wonder, Kiri) es totalmente empático y conmovedor. Los primeros 30 minutos de la serie son MUY intensos, pero no desde el punto de vista externo: al meternos en la piel del personaje nos hace parte de él mismo, tanto que es imposible no sentirnos identificados con la situación del protagonista.

La serie está soberbiamente filmada y editada, con una actuación tan intensa por parte de Graham que nos lleva perfectamente por las diversas etapas por las que atraviesa un alcohólico. Cada uno de los episodios logra adentrarnos en las causas que orillaron para que Joseph cayera en sus vicios. Usando una narrativa extraordinaria, nos presentan flashbacks de su niñez en forma de imágenes que parecen sacadas de viejos VHS. Para cerrar esta excelente mezcla, el score de la serie está en manos de la genial PJ Harvey.

The Virtues es de lo mejor que hemos visto este año aquellos que pudimos acceder a verla, y a pesar de ser un tema un tanto deprimente, se centra más en un deseo por salir adelante. Si, como dijimos, en los primeros 30 minutos es sublime para mostrarnos de una forma tan intensa la caída de Joseph, en el último episodio somos testigos de su redención. Sin embargo, estos últimos minutos son igual y aún más intensos, dejando a cualquier espectador sin palabras.

Pero, ¿por qué nuestro título? ¿Por qué una de las mejores series de 2019 que tal vez NO puedas ver? Porque es una producción de Channel 4, y al igual que las provenientes de la BBC, no tienen un solo canal de distribución en Latinoamérica, así que es probable que la serie acabe o en cualquier canal de distribución o, directamente, que no llegue, por lo menos en lo inmediato.

Sin embargo, hay que estar felices por algo. Channel 4 ha comentado que gracias a la buena aceptación que tuvo esta serie y a experiencias recientes, prefieren invertir en series como estas de “autor” que en grandes producciones, mejor invertir en varias series del tipo “independientes” que 100 millones en una sola. En términos de negocio Channel 4 y la BBC están tomado pasos en estas direcciones y gracias también al recibimiento de miniseries como Chernobyl, el futuro apunta a que tendremos más series de formato corto y con un control total por parte de los creadores.

🙂