Who wants a lollipop – Ballers‬

Algo está por pasar y muy relevante. Strasmore fue traicionado, es el momento de hacer balance y acercarse a sus verdaderos amigos.

1. Vernon; Reggie y Klians tienen que hacerse el lugar:

SportsX ha dado inicio a su equipo de League of Legends con los hermanos peleadores y se inscribieron en un torneo, obviamente los clasificaron últimos, como debe ser. Ahora tienen que competir en serio, aunque estos personajes sean lo último cómico que le ha quedado a la serie.

2. Jerret y TTD pueden crecer también:

A Ricky lo llaman de Universal para ver de hacer crecer su programa de radio, pero el lenguaje “hollywoodense” del directivo le cae mal a Jerret, quien lo ataca múltiples veces. Luego en su casa, muy arrepentido verá si puede desandar y pedir disculpas.

3. Greane y sus infartos:

Charles está en su lugar de paz, luego de sus dos infartos. Hasta allá lo pasa a buscar el dueño de los Rams para ofrecerle un mejor contrato. Pero Greane primero tiene que contarle a su mujer de su problema de salud.
Luego de todos los gritos de Julie y exigencias, Werner Thompson lo nombra presidente del club.
En la escena final se lo ve llegar a Miami, a su casa. ¿Qué decisión tomó? No lo sabemos aún.

4. Strasmore vuelve a Jason y Joe, alista la tropa:

Como buen mariscal de guerra se dio cuenta de que su situación irresoluta con Mahomes en los Chiefs lo estaba distrayendo de su verdadera batalla, que es por el derecho a la salud de los veteranos y ganarse el respeto de sus colegas.
Para solucionar lo del QB era necesario ir a Los Angeles a entrevistarse con Jason y Joe.
Su entrada a SportsX no pasa desapercibida y ahí nomás comienza a cruzar insultos con su exsocio.
Luego de sacarse todo del pecho, Spencer se da cuenta de que lo que realmente necesita Krutel es un sincero pedido de disculpas y él cumple, de corazón. Ya está.
Ahora solo le queda enfrentarse a Bossman y la NFL.

Encaramos el último episodio sabiendo que todo va a ponerse violento… ¿Esperando una próxima temporada?