Hace un par de días, Britney publicó una nueva grabación bailando, pero entre sus seguidores saltaron las alarmas por el aspecto diferente y algo desmejorado, según apuntaron algunas voces, que parecía lucir frente a la cámara.

Algunos seguidores de la cantante toman sus videos y fotografías en redes sociales como llamada de socorro que podría indicar que está retenida en contra de su voluntad por su padre Jamie Spears.

No obstante, esta ocasión y antes de que pueda surgir una nueva teoría de la conspiración, Spears  aclaró que ese video tiene varios meses y que desde entonces ha vuelto a ponerse en forma tras una etapa en la que se dejó llevar por los antojos de dulce.

 “No, no seguí adelante con la dieta del helado. En su lugar, elegí controlar las porciones que como, lo cual resulta muy duro cuando se trata de Doritos. La parte positiva es que ahora me siento mejor”