Todo comenzo en el mes de marzo del año 2019 luego de que Frida lanzara fuertes declaraciones en contra de su prima Michelle Salas y su tía Sylvia Pasquel.

En ese entonces Frida aseguró que no mantenía relación con su familia en México pues además tenía grandes conflictos con su madre desde el año 2018.

El 10 de mayo Frida publicó una fotografía que dio mucho de qué hablar, que ahora ya fue eliminada, pues mostraba una ilustración de un adulto diciéndole insultos a un niño, dando a entender que esa situación la había vivido con su mamá.

Los fans no tardaron en reaccionar a la publicación sobre la cantante y Frida respondió que no mantenía contacto con Alejandra Guzmán.

Pasaron los días y Frida lanzó un comunicado en sus historias de Instagram donde decía que no hablaría más del tema de su familia.

Con el paso de los meses ambas lanzaron indirectas en sus redes sociales y aseguraban que no cerraban las puertas a una reconciliación; parecía que se estaban dando tiempo para sanar.

Ahora, después de casi tres años de haber discutido, las cosas mejoran para madre e hija, habrá que esperar a ver cómo evoluciona su relación y si todo cambiará para mejor.