La carrera de Vicente Fernandéz ha protagonizado varios escándalos que lo han puesto en el ojo del huracán, sin embargo uno de sus más fuertes fue cuando descubrió que uno de sus hijos era un impostor.

Luego de que la familia Fernández pasó por un momento muy angustiante cuando Vicente Fernández Jr. fue secuestrado en 1998 la familia decidió contratar un seguro antisecuestros, era el año 2007 como reportaron los medios en aquel entonces.

Como parte del protocolo se pedía una prueba de ADN de la familia, la sorpresa llegó con los resultados que arrojaron que el hijo de Patricia Rivero no tenía relación con Vicente Fernández. 

Por 18 años el cantante había creído que Rodrigo era su hijo y él había sido aceptado en la familia. Rodrigo optó por alejarse de la familia.

Cuando en el 2014 Vicente Fernández estaba mal de salud, la prensa cuestionó a Rodrigo al respecto y declaró a Ventaneando que era fan de su música y le deseaba pronta recuperación, pero no tenía relación alguna con él.