Las 5 escuelas chárter que tendrán que cerrar sus puertas

Escuelas en Van Nuys, Carson, Reseda, Sur Los Ángeles y Eagle Rock cerrarían sus puertas

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Las 5 escuelas chárter que tendrán que cerrar sus puertas
Cinco escuelas chárter en Los Ángeles no consiguieron renovar su contrato.
Foto: Google Maps

Cada par de años, cuando la directiva del Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) se reúne para decidir el futuro de sus escuelas chárter, suele por lo regular renovar cada licencia sin problema.

Asimismo, es regular que el LAUSD valide nuevas adiciones y regulaciones sugeridas por las escuelas: como la agregación de nuevos niveles académicos, modificación de cifra de admisión o cambiar por completo su estructura operacional. Después de todo, pese que éstas reciben fondos estatales, son consideradas independientes.

Pero este año fue distinto.

Durante la reunión del martes, la Junta Escolar del LAUSD decidió no renovar el contrato de cinco escuelas, asegurando que el año académico entrante no pudiesen operar bajo la jurisdicción del distrito escolar más grande de la nación.

Tres de estos campus eran operados por Magnolia Public School, ubicadas en Carson, Reseda y Van Nuys, y otras dos escuelas bajo la operación de Celerity Education Group, las cuales se encuentran en el sur de Los Ángeles y Eagle Rock.

La Junta cuestionó la operación y supervisión en cada uno de estos cinco planteles académicos.

Sin embargo, el contrato de la escuela chárter secundaria El Camino Real sí fue renovado, pese que el director de ésta ha sido investigado por malversación.

Bajo un acuerdo presentado y aprobado por la Junta, tanto el director como otros cuatro miembros de la directiva de la escuela tendrán que dimitir a su cargo, esto después que el LAUSD cuestionó gastos al parecer personales en sus tarjetas de crédito proporcionadas por el Distrito.

El Camino Real es una de las escuelas de más alto rendimiento del distrito.

A raíz de esta revelación, la CEO de Magnolia Public Schools, Caprice Young, denunció la revisión imparcial por parte de la Junta hacia las escuelas chárter, diciendo que el Distrito estaba atacando a las escuelas con rendimiento más elevado que el resto.

A esto, Young añadió, según su entrevista con KPCC, que creía que el LAUSD cerró las escuelas por su deseo de que éstas “dejen de existir”.

Por tanto, la Junta aseguró que su cuestionamiento de la gobernancia de los tres planteles de Magnolia porque Young y su administración se han rehusado en responder a indagaciones por parte de la Procuraduría del Estado, así como de parte del Equipo de Asistencia en Manejo de Crisis de la Fiscalía Estatal.

Las dos escuelas de Celerity sufrieron la misma derrota porque la Junta no consideró legítima la operación de éstas como ramas independientes de la entidad: una organización sin ánimo de lucro.

No obstante la idea que presenta Young sobre lo indeciso que parece la Junta ante el incremento de escuelas chárter en el área de Los Ángeles no es un argumento sin fundamentos.

Desde el surgimiento de estas escuelas, las cuales reciben financiación de parte del Estado pero que fungen bajo su propia rúbrica y reglamento, empleados del LAUSD han surgido en su contra, denunciando que se promueven estas otras academias sin tomar en cuenta los logros de escuelas públicas, asimismo utilizando fondos del mismo distrito para que operen, pero bajo sus propias reglas.

El Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA) es uno de los grupos que más se ha opuesto a la expansión de estos centros académicos, diciendo que está teniendo un “impacto devastador en los fondos de las escuelas a la que la mayoría de los estudiantes de Los Ángeles atienden”.

La decisión de la Junta puede ser apelada ante el condado y el estado para mantener los campus abiertos.

Te recomendamos