Fuerte oposición a la Proposición 61

Publicidad pagada por NO on Prop 61

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Fuerte oposición a la Proposición 61

Grupos de defensa y líderes latinos dicen que la medida es “engañosa” y afectaría a beneficiarios de Medi-Cal

Precios altos y menos acceso a medicamentos específicos que preocupan a la comunidad latina son los principales argumentos para votar “No” en la Proposición 61 que aparece este martes en la boleta electoral, aseguran líderes de organizaciones latinas de California y funcionarios electos que se han unido para oponerse a la que llaman “errónea” Proposición 61.

Más de 200 grupos de veteranos de Estados Unidos, defensores del paciente, médicos, contribuyentes, organizaciones de derechos civiles y adultos mayores se oponen a la Proposición 61.

Entre quienes buscan el “No” de los votantes a la Proposición 61 se incluye la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos de California (LULAC), el Foro Norteamericano GI de California, el Consejo de Federaciones Mexicanas en Norte América (COFEM), la Asociación Latina de Diabetes y la Cámara de Comercio Hispana del Área Metropolitana de Los Ángeles.

“Si la Proposición 61 pasa, podría ser una barrera más para los residentes latinos de California que son la mayoría de los beneficiarios de Medi-Cal”, declaró David Rodríguez, presidente de LULAC de California. “Nuestro objetivo es asegurar acceso a servicios de salud, en especial los abuelos y los niños; la Proposición 61 nos llevaría en la dirección equivocada”.

Expertos independientes han advertido que la Proposición 61 perjudicaría a los veteranos, aumentaría los costos de fármacos con receta del Estado, disminuiría el acceso a medicamentos y dejaría a California sumida en litigios y burocracia.

Poca cobertura, apenas para el 12% de la población

Advierten que la Proposición 61 cubre únicamente 12 por ciento de la población del Estado y el 88 por ciento restante verían costos más altos.

La medida, además, impone requisitos disfuncionales en los contratos para algunas compras del Estado de medicamentos prescritos, basados en los precios pagados por el Departamento de EE.UU. de Asuntos de Veteranos (VA). El VA recibe descuentos especiales en medicamentos recetados para los veteranos en honor a su servicio al país. Esta medida podría eliminar estos descuentos y aumentaría los precios de los medicamentos con receta para los veteranos.

En un comunicado, la propia VA estima que, si la Proposición 61 es aprobada, sus costos de recetas de medicamentos podrían aumentar en $3.8 billones al año. Esos mayores costos para los veteranos se traducirían en copagos más altos para ellos o la reducción de servicios.

“Políticas similares a la Proposición 61 han fracasado en el pasado”, dijo Fred Romero, Comandante Estatal del American GI Fórum of California (Foro Americano GI de California), una organización de servicios de veteranos Latinos. “Los veteranos discapacitados o veteranos que viven con ingresos fijos no pueden pagar precios más altos por medicamentos”.

Ademas, los latinos de bajos ingresos afectados por el VIH o Sida, representados en mayor proporción que otros grupos étnicos podrían ver mas difícil tener acceso a los medicamentos que necesitan a través del programa de pago por servicio de Medi-Cal .

“Como veterano latino, he apoyado a las tropas que lucharon por la paz y la justicia para nuestro país, luego decidí ser médico para mejorar la atención médica para las poblaciones en desventaja y toda mi comunidad Latina”, dijo José Alberto Arévalo, M.D., FAAFP y presidente de Latino Physicians of California (Médicos Latinos de California) y veterano. “Como veterano Latino de la era de Vietnam y un médico practicante, simplemente no puedo apoyar la Prop 61 porque se disfraza pretendiendo traer ahorros en la salud cuando en realidad aumentará los costos y lastimará a aquellos que son más vulnerables en California”.

Te recomendamos