Cowboys vs Steelers: Enemigos desde la cuna

Unos nacieron como los ‘niños bonitos’ y los otros como los ‘renegados’ de la liga. Su historia tan diferente hace que Cowboys y Steelers protagonicen la rivalidad más grande en la NFL y el domingo se espera un gran choque entre estos dos equipos

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Cowboys vs Steelers: Enemigos desde la cuna
Jay Novacek, ala cerrada de los Cowboys, es detenido por Carnell Lake #37 y Darren Perry #39 de los Steelers en el Super Bowl XXX.
Foto: Getty Images

Cada liga en el mundo tiene el partido que la identifica, un clásico que la distingue, una rivalidad que le atrae la mirada de millones de aficionados.

El Real Madrid-Barcelona en España, el River-Boca en Argentina, el Chivas-América en México.

Bajo ese mismo prisma lleno de pasión y antagonismo es que aparece en Estados Unidos el choque entre los Cowboys de Dallas y los Steelers de Pittsburgh.

El domingo, en la semana 10 de la temporada de la NFL, estos dos equipos escribirán un capítulo más de su añeja enemistad.

Los Steelers representan al “campeonísimo” del futbol americano profesional con seis Super Bowls ganados en ocho intentos.

Atrás de la franquicia de Pittsburgh viene la de los Cowboys, que en sus vitrinas colecciona los cinco trofeos Vince Lombardi que ha obtenido en ocho viajes al juego por el título.

El antagonismo entre ambas escuadras nace muy temprano en la década  los 70, cuando a los dos equipos llegaron grandes jugadores que con el tiempo se transformaron en figuras legendarias de los emparrillados.

Nacen en cunas diferentes

Como buena rivalidad, hay muy pocas cosas que relacionan a los Cowboys y a los Steelers.

Al nacer la era de los Super Bowls, los Cowboys se comenzaron a desarrollar como el prototipo de la rectitud y la disciplina dentro de la NFL.

El equipo tomó la identidad de su entrenador de esa época, Tom Landry, un hombre serio de mediana edad que dirigía los partidos  vistiendo siempre de traje, corbata y elegante sobrero.

Sus jugadores eran el modelo que cualquier familia quería tener como hijos.

Bien portados, bien afeitados, siempre con el cabello recortado y peinado, los integrantes de los Cowboys se convirtieron en ejemplo de buenos modales y rectitud.

No fue solo la imagen de sus jugadores lo que llevo a Dallas a convertirse en el  llamado “Equipo de América”, sus triunfos en la cancha tuvieron mucho que ver en eso.

Con Roger Staubach, Robert Newhouse, Drew Person, Ed “Too Tall”,  Jones,  Charlie Waters y varios más, los Cowboys construyeron una dinastía única e irrepetible.

Mientras Estados Unidos se enamoraba de los “niños bonitos” de Dallas, en Pittsburg se estaba formando una colección de personajes que estaban por cambiar la historia de esa ciudad.

Terry Bradshaw, Jack Labert, Mike Webster, Lyn Swan, Franco Harris, entre otros, tomaron la identidad de los fanáticos que representaban en la cancha.

Esos jugadores, muchos de ellos sin dientes,  barba tupida y pelo largo desalineado, eran igual a los residentes de Pittsburgh, una ciudad habitada primordialmente por trabajadores de la industria del acero que pasan largas y pesadas jornadas de trabajo en condiciones extremas.

Al ser dos equipos con raíces tan diferentes, y con jugadores de personalidades tan distintas, los Cowboys y los Steelers se repartieron  el amor y el odio de los aficionados.

Clásicos de Super Bowl

La enemistad deportiva entre estas dos franquicias creció a niveles extraordinarios cuando ambas se encontraron en el escenario más grande al que podían aspirar: el Super Bowl.

El contraste entre el carácter sobrio, profesional y perfeccionista de los Cowboys con el espíritu libre, subversivo y radical de los Steelers fue la receta perfecta para que naciera el clásico de clásicos en la NFL.

Dallas y Pittsburgh chocaron en el Super Bowl X que se jugó en Miami, en esa ocasión la “Cortina de Acero” se llevó el título al ganar 21 -17.

En el Super Bowl XIII, que también se efectuó en Miami, Steelers y Cowboys dieron otro gran partido que terminó 35-31 en favor de Pittsburgh.

Fue hasta el Super Bowl XXX que Los Cowboys pudieron tomar revancha al ganar ese encuentro por marcador de 27-17 en Tempe, Arizona.

Un nuevo capítulo

Con todo ese equipaje histórico a cuestas, los Cowboys, que llevan un paso impresionante en la actual temporada, visitarán el domingo a unos Steelers que requieren un triunfo urgente.

Dallas, con marca de 7-1, llega al duelo con la magia que le ha regalado su mariscal de campo novato, Dak Prescott, quien ha ganado siete partidos consecutivos tras haber perdido el primer juego de la campaña.

La situación de Pittsburgh es mucho más complicada toda vez que su quarterback titular, Ben Roethlisberger, se encuentra muy  por debajo de su capacidad física y el equipo ha perdido tres juegos consecutivos.

Con marca de 4-4, los Steelers necesitan vencer a los Cowboys para mantener abierta la puerta de los playoffs.

 Lo que debes saber de esta gran rivalidad

Dallas y Pittsburgh se han enfrentado en 28 ocasiones en temporada regular, la primera vez fue en 1960.

Los Cowboys tienen ventaja en la serie con 15 triunfos.

Los Steelers tienen marca de 8-6 jugando en su casa contra Dallas

La última vez que se enfrentaron fue en la temporada 2012 y en esa ocasión Dallas ganó 27-24 en tiempo extra

En postemporada, se han enfrentado tres veces en el Super Bowl con dos triunfos para Pittsburgh y uno para Dallas

Te recomendamos