Gabinete de Trump preocupa a defensores de derechos de la mujer

Trump ha nombrado para altos cargos de gobierno a republicanos conservadores que sostienen una agenda discriminatoria contra las mujeres

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Gabinete de Trump preocupa a defensores de derechos de la mujer
Foto: Mark Wilson / Getty

WASHINGTON.- En víspera de la gira triunfalista del republicano Donald Trump, por los estados que lo catapultaron a la presidencia, defensores de los derechos de la mujer expresaron alarma este miércoles por algunos de los nombramientos a su Gabinete.

En las últimas tres semanas, Trump ha nombrado a su equipo de transición y a su eventual Gabinete personas que, según activistas consultadas por este diario, pondrían en peligro el avance social de las mujeres, especialmente de las minorías.

Trump, y sus aliados republicanos en el Congreso, han defendido cada uno de sus nombramientos como personas capaces y probadas. En todo caso, los nombramientos, aunque polémicos, son consecuentes con las promesas que hizo a la base conservadora del partido.

A los activistas les preocupa, sobre todo, la selección del senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, como próximo fiscal general, y del legislador republicano de Georgia, Tom Price, como secretario de Salud.

Según “Emily’s List”, un grupo que defiende una agenda pro-mujer, estos nombramientos son “especialmente preocupantes” para las latinas, que suelen ser desproporcionadamente afectadas por ataques sexuales y escaso acceso a servicios de salud reproductiva, y están concentradas en trabajos con bajos salarios.

Durante la contienda, Trump usó retórica incendiaria que se convirtió en narrativa cotidiana, y sus nombramientos echan un balde de agua fría a la posibilidad de un giro en el tono de su eventual gobierno, según indicaron.

Jocelyn Frye, analista del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), indicó que estos funcionarios estarían al frente de algunos de los puestos más importantes del país, con la tarea de “defender nuestros más preciados valores” pero, en cambio, varios de los nombramientos hacen temer por el bienestar de las mujeres y sus familias.

Críticas contra Price

Frye citó como ejemplo a Price, un declarado enemigo de “Obamacare” que ha apoyado ideas “extremistas” en el Congreso en detrimento de “millones de mujeres” y que, de ser confirmado en el cargo, eliminaría sus protecciones contra la discriminación en el acceso a servicios de salud.

Price apoya retirar los fondos  a “Planned Parenthood”, la organización que ofrece servicios de aborto y cuidados preventivos para las mujeres, además de que se opone a protecciones para los homosexuales en los sitios de empleo y contra crímenes motivados por el odio, según Frye.

Temen liderazgo de Sessions

Sessions se ha opuesto a leyes de igualdad salarial y que amplíen las protecciones, beneficios y oportunidades económicas para las mujeres, entre éstas las leyes conocidas como “Lilly Ledbetter”,  “Paycheck Fairness Act”, y el “Acta sobre la Violencia contra las Mujeres”, la medida contra la que votó en 2013.

Ese mismo año, Sessions votó a favor de prohibir los abortos a nivel nacional, pese a que un dictamen de 1973 del Tribunal Supremo los legalizó en todo el país. Dos años después, votó a favor de otra medida, también derrotada, que prohibía los abortos después de las 20 semanas de gestación, e imponía sanciones criminales contra médicos que practicaran el aborto.

Sessions tiene un historial de posturas “racistas y ofensivas” contra las minorías, y de oposición a medidas que promueven el avance de las mujeres,  insistió Stephanie Schriock, presidenta del grupo “EMILY’s List”.

Otros polémicos nombramientos

Por otra parte, la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, ha sido propuesta como embajadora de EEUU ante Naciones Unidas, pese a su escasa experiencia en política internacional. Haley tiene un largo historial de posturas ultraconservadoras contra los derechos reproductivos de las mujeres, y los derechos de los inmigrantes.

Steve Bannon, nombrado como principal asesor y estratega político de Trump, lideró durante años “Breitbart News”, que ha propagado mensajes de grupos nacionalistas blancos y contra los inmigrantes y las mujeres.

Betsy DeVos, nombrada como próxima secretaria de Educación, apoya la idea conservadora de canalizar fondos para la educación pública hacia colegios privados, con el son de dar más oportunidades a estudiantes en escuelas de bajos recursos. Además, se opone a ampliar los derechos de estudiantes homosexuales y transgénero, y se opone a los sindicatos de maestros, a los que ha tachado como “enemigos”.

Andy Puzder, principal ejecutivo de CKE Restaurants, empresa matriz de las cadenas de comida rápida Carl’s Jr. y Hardee’s, se baraja como posible secretario del Trabajo, y se ha destacado por su férrea oposición a un aumento del salario mínimo, y del movimiento sindicalista, además de que favorece revertir muchas de las medidas laborales adoptadas por la Administración Obama.

Para estas activistas, las mujeres merecen líderes que estén comprometidos con la igualdad y la justicia, la estabilidad económica y el acceso a la salud para todas las familias y, hasta la fecha, los nombramientos “se quedan muy cortos” de esas metas.

Te recomendamos