Sus deudas le saldán más caras desde hoy mismo

Se espera que la Reserva Federal suba las tasas por tercera vez desde el fin de la crisis

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Sus deudas le saldán más caras desde hoy mismo
Janet Yellen dará luz verde el miércoles a la subida de tasas a corto plazo./Archivo

En las últimas semanas apenas había dudas de lo que iba a decidir hoy la Reserva Federal. Y, si debe dinero, le afectará.

El organismo encargado de la política monetaria elevó las tasas de interés un cuarto de punto y ha mandado el mensaje de que puede haber un par de subidas más a lo largo de este año. La dinámica del crecimiento económico así como la recuperación del empleo y el alza de la inflación, que es del 2.7% en los últimos doce meses, aseguraban el alza de ayer.

Las tasas quedan en un rango del 0.75% al 1%. Siguen siendo bajas pero esta es la tercera subida desde que se acabó la crisis.

Y con ello lo que también sube de intensidad es el dolor de cabeza para quienes tengan deudas a tasas variables.

Lo que hace la Fed afecta a las tasas de interés a corto y medio plazo, no directamente a la deuda hipotecaria que suele ser a tasa fija y en cualquier caso depende de la evolución del bono a 10 años. Las hipotecas también se ha encarecido con respecto a las hechas antes de las elecciones pero si están a tasa fija no varían con los movimientos de la Fed a no ser que tenga un interés variable, en ese caso, la minoría que ha optado por este préstamo debe prepararse para pagar más.

Y tras la decisión de la Fed deben esperar una subida del coste de su deuda quienes tengan un balance en la tarjeta de crédito. Lo mejor es devolver el dinero cuanto antes y pensárselo dos veces antes de utilizar el dinero de plástico a no ser que se pueda pagar a tiempo mensualmente y con comodidad.

También es mala noticia para quien se haya endeudado con una línea de crédito abierta contra el valor de su casa, Heloc. Estos préstamos son mucho más baratos que los de las tarjetas de crédito y de hecho se usan para consolidar la deuda de estas por tener tasas más bajas y además poder deducir los intereses en la declaración de impuestos. Con todo, si la Fed sube tasas, el costo de la deuda será mayor.

Quienes estén devolviendo un crédito por la compra de un carro, deben también pensar en preparar algo más dinero para devolver a la institución que le haya hecho el préstamo. Los auto loans se mueven en la misma dirección que las tasas de la Fed. Es decir, hacia arriba.

 

 

Te recomendamos