¡Acaba el invicto!

Brasil impone su jerarquía, vence al Tri y termina con la racha del 'Chepo' de la Torre

TORREÓN. México (NTX).- La jerarquía de Brasil se desparramó en la cancha del Estadio Corona para sobreponerse a una desventaja en el marcador y a la expulsión de Daniel Alves para derrotar 2-1 a México, lo que amargó el adiós de Oswaldo Sánchez y acabó la racha de 14 juegos invicto del técnico José Manuel “Chepo” de la Torre.

Por momentos no pareció un juego amistoso y prueba de ello fue la patada que le dio Daniel Alves a Guardado y el árbitro apenas lo amonestó.

Pablo Barrera mostró creatividad, rapidez e inteligencia y rubricó su actuación provocando un autogol.

El delantero del Real Zaragoza rescató un balón por su banda derecha, se quitó a Marcelo y mandó centro raso y quemante al que David Luiz le metió el zapato, pero el esférico superó al portero, pegó en la base del segundo poste y terminó anidándose al 10′.

Un gran festejo se desató en el jugador, sus compañeros y en la tribuna por el 1-0, y ese marcador fue un puyazo para los sudamericanos, quienes empezaron a tocar el balón, al tiempo que los del Tri estuvieron atentos en labores defensivas.

La nueva estrella brasileña, Neymar, hizo dos disparos peligrosos, uno de ellos al área grande y el esférico apenas pasó por arriba del travesaño, al 17′.

En las postrimerías del primer tiempo, Giovani Dos Santos mandó centro desde banda derecha por el centro y Daniel Alves le llegó con un empujón por el costado izquierdo.

El silbante marcó tiro penal, amonestó al jugador del Barcelona y lo expulsó, Andrés Guardado se paró delante del balón, realizó disparo sin tanta potencia y casi raso a la izquierda, el arquero Jefferson se tendió a su derecha y lo detuvo, para esfumar el sueño del 2-0.

Mano Menezes hizo un cambio, “Chepo” contestó con el ingresó de Sergio Pérez por Efraín Juárez y al 50′, el centrocampista Carlos Salcido realizó disparo por abajo que atrapó Jefferson.

Sin duda fue una gran noche para Oswaldo al exhibir esa calidad que lo caracteriza y en el disparo a balón parado de Ronaldinho, al 64′, mostró los reflejos para rechazar esa bala quemante.

El encuentro se volvió a calentar por una seguidilla de faltas por ambos lados, Ronaldinho protestó airadamente con ademanes, un jugador brasileño le dio un empujoncito por atrás al silbante que no mostró ninguna tarjeta porque se dejó impresionar.

Al estar a un gol de evitar la derrota, los amazónicos alejaron lo más que pudieron el balón de su área sin que los mexicanos tuvieran claridad en su ofensiva.

Esto hasta que Sergio “Cherokee” Pérez mandó centro desde su derecha, Javier “Chicharito” Hernández se elevó, remató a placer con la cabeza, el balón salió hacia abajo, botó en el césped y el arquero aprovechó que le quedó cerca para hacer un atajadón, al 74′.

Y Ronaldinho, todo corazón y entrega, aprovechó una falta para realizar disparo libre por la esquina izquierda del área grande y anidó el esférico por la horquilla derecha, el lado donde estaba Oswaldo, para el 1-1 al 79′.

Ahora estaba el “scratch du oro” a un gol del triunfo y ese llegó al 83′, a cargo de Marcelo, quien vulneró fácilmente por el lado izquierdo a la defensiva tricolor y realizó potente disparo para marcar el de la victoria.

Después hubo intentos de los mexicanos por evitar la derrota, pero se les vino el tiempo encima, Oswaldo salió del juego por Alfredo Talavera y Ronaldinho fue despedido con una gran ovación al final.