Admite la DEA poderío de ‘El Chapo’

Jefe regional en Chicago dice que es más fuerte que la mafia italiana

CHICAGO, Illinois (EFE).- Traficantes mexicanos, encabezados por el cártel de Sinaloa, dominan el mercado de la marihuana en el área de Chicago y lo protegen con una violencia feroz, dijo en una entrevista el jefe de la Agencia Federal Antidrogas (DEA) en esta ciudad, Jack Riley.

“Si creen que la mafia italiana es lo peor de lo peor en materia de crimen organizado, piensen nuevamente. El Chapo Guzmán se los come crudos”, dijo Riley en una entrevista que publicó el Chicago Sun-Times.

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, jefe del cártel de Sinaloa, “es en mi opinión el criminal más peligroso del mundo y probablemente el más rico. Nunca vimos una organización criminal tan bien enfocada, con tan buen sentido para los negocios y también tan feroz y violenta”, agregó.

El mexicano Vicente Zambada Niebla, “Vicentillo”, será juzgado a partir del 13 de febrero próximo en Chicago como jefe de logística del cártel y su presunta responsabilidad por la importación de más de una tonelada de drogas y el lavado de unos 500 millones de dólares.

“Vicentillo”, que fue extraditado en marzo de 2010, arriesga una condena de prisión perpetua mientras que “El Chapo” está prófugo y, según la revista Forbes, es una de las 100 personas más ricas del mundo.

Riley dijo al Sun-Times que la marihuana introducida a los Estados Unidos por el cártel de Sinaloa procede en su mayoría de México, pero también “hay mucha alarma” porque se produce en los bosques del norte del vecino estado de Wisconsin y en el norte de Illinois.

“Aunque Chicago se encuentra en el centro de Estados Unidos, para el comercio de marihuana es como si fuéramos fronterizos con México”, afirmó.

Según Riley, las ganancias obtenidas con el comercio de marihuana “posibilitan al cártel la realización de otras actividades criminales como el tráfico de heroína, cocaína y metanfetaminas”.

Riley dijo que agentes federales descubrieron diez lugares en áreas remotas de Wisconsin donde sospechosos de trabajar para el cártel de Sinaloa cuidaban unas 10,000 plantas de marihuana, armados con fusiles AK-47.

En el área de Chicago, y en menor escala, el cártel también cultiva la droga para asegurarse una cadena de suministros a sus mejores mercados sin interrupciones.

Riley dijo que las ciudades de Chicago y Atlanta se han convertido en los principales centros de distribución de marihuana y están “protegidos por el cártel de Sinaloa con una violencia inconcebible”.

El Sun-Times atribuye a una fuente policial la información de que miembros del cártel, incluyendo un escuadrón de sicarios llamado “Escorpión”, han cometido asesinatos de rivales en Chicago. La temporada alta para el transporte de la marihuana a Chicago va de enero a marzo, cuando se realiza la cosecha en México, a menudo oculta en camiones y debajo de frutas y otros alimentos.

Aunque el proceso de Zambada Niebla y otros integrantes del cártel se enfoca en el tráfico de cocaína y heroína, Riley dijo que las autoridades creen que esa organización es responsable de toneladas de marihuana decomisada en años recientes.

Como ejemplos mencionó que entre 2005 y 2009, la policía de Chicago interceptó 29 toneladas de marihuana mexicana, y otras 19 toneladas en 2010.

Agentes de la DEA confiscaron el año pasado 11 toneladas de marihuana empacadas en seis vagones ferroviarios procedentes de México.

La defensa de Zambada Niebla ha argumentado ante el juez federal de la causa, Rubén Castillo, que su cliente tenía inmunidad para realizar sus negocios en Estados Unidos a cambio de información sobre los carteles mexicanos rivales.

Para ello ha citado el testimonio del abogado mexicano Humberto Loya Castro, quien habría negociado la inmunidad para los miembros del cártel de Sinaloa, incluyendo a “El Chapo” Guzmán y “Vicentillo”.

El gobierno niega la existencia del acuerdo y sostiene que aunque existieran promesas de agentes federales, solamente el Departamento de Justicia podría autorizarlo.