Alcaldía investiga fiesta de puerto

Hundido en un profundo déficit fiscal, el puerto de Los Ángeles trató a cuerpo de rey a unos 500 invitados en una cena de gala que organizó en Corea del Sur, donde hubo alfombra roja, comida gourmet, vino, un espectáculo musical que llevó desde esta ciudad y regalos.

Con un costo de casi 200,000 dólares, el evento “Noches de Los Ángeles en Busan”, que promovió la conferencia internacional de puertos que se realizará aquí en mayo de 2013, levantó ámpula en la Alcaldía, que en los últimos años recortó más de 1,000 millones de dólares de su presupuesto.

“Mi opinión es que fue un viaje muy caro y queremos analizarlo. He presentado una moción que pide una comparecencia respecto a los gastos de eventos y viajes del puerto para revisar si tenían justificación o no”, dijo el concejal Dennis Zine, presidente del Comité de Auditorías del Cabildo.

Bajo el concepto de las películas de Hollywood, la cena incluyó una rutina musical interpretada por seis bailarines de Los Ángeles, que costó 41,500 dólares por traslado, hospedaje y actuación del equipo. Casi se gastaron 12,000 dólares en 192 botellas de vino y cerca de 4,000 dólares en réplicas de estatuillas del Oscar que se repartieron entre los asistentes, reportó el canal CBS.

Incluso Geraldine Knatz, directora ejecutiva del puerto de Los Ángeles, con un sueldo de 307,751 dólares anuales, que la coloca como uno de los empleados mejor pagados del Ayuntamiento, viajó en clase de negocios hacia dicho destino a un costo de 13,456 dólares.

“¡Fue absolutamente fabuloso!”, describió Knatz la gala en una reunión de la Comisión del Puerto de junio pasado, donde no se discutió el precio de la cena. A CBS dijo que no fue una fiesta, sino “un evento profesional de promoción”.

Autoridades del puerto explicaron que, como anfitriones de la convención portuaria de 2013, se vieron “obligados” a realizar un espectáculo de tal magnitud, el cual fue cubierto con ingresos propios. “Niveles similares de gastos se han visto en pasadas conferencias”, afirmó Cynthia Ruiz, subdirectora ejecutiva de asuntos externos del puerto, quien indicó que sí está permitido volar en clase de negocios.

Otra justificación es que, gracias a esta publicidad, alrededor de 1,000 visitantes asistirán a la conferencia portuaria en Los Ángeles, dejando una derrama económica de 3.5 millones de dólares.

“No les puedo decir cuántas personas me dijeron: ‘Dios mío, tengo que estar allá [en Los Ángeles], voy a llevar a mi familia’. Probablemente capturamos a unos cientos de personas sólo como resultado de este evento”, manifestó Knatz a los comisionados.

En la reunión de la Comisión del puerto donde se dio parte de “Noche de Los Ángeles en Busan” no se cuestionó el costo de llevar a Corea del Sur las coreografías de películas como Grease, Saturday Night Fever, Dirty Dancing, Singing’ in the Rain, Mary Poppins y West Side History. De hecho, ellos dieron luz verde al presupuesto del espectáculo.

Kaylynn Kim, una excomisonada que acompañó la delegación angelina, llenó de elogios el evento describiéndolo de “inolvidable” y “grandioso”; mientras que la presidenta de esa entidad, Cindy Miscikowski, dijo estar satisfecha de que para Kim “fue una gran experiencia no sólo como comisionada, sino como persona”.

La comparecencia por la cena de gala en Corea del Sur se realizará en unos días en el Comité de Auditorías del Concejo Municipal.