Aprovecha aun más tu 401(k)

Cómo comprar un DRIP con el dinero de un plan de retiro sin pagar costos ni impuestos

Hay muchas personas que se interesan en transferir fondos desde su propio plan de retiro 401(k) hacia un Plan de Inversión Directa o DRIP. Desafortunadamente, los agentes de transferencia (transfer agents), que son los que se encargan de registrar a los pequeños inversionistas en los DRIPs, no trabajan como custodios (custodians) en el caso de cuentas transferidas desde un 401(k).

Sin embargo, sí existe una posible solución a esta situación, y es mediante la creación -con algún servicio en línea como TD-Ameritrade, Schwab, Fidelity y otros- de un Roll-over IRA, un tipo de cuenta especialmente destinada para “aparcar” el dinero de un 401(k), e incluso para transferir desde ella hacia otro nuevo 401(k) con otro nuevo empleador sin tener que pagar penalidades ni impuestos. Es necesario transferir el dinero del 401(K) hacia esa cuenta ya sea moviéndolo en efectivo -si el dueño de ese plan de retiro ha liquidado sus inversiones allí- o haciendo una transferencia con sus inversiones tal como están (in-kind, es decir, en forma de acciones, bonos o lo que sea) hacia esa nueva cuenta).

Una vez que se tenga el Roll-over IRA, entonces se pueden comprar acciones de las compañías que ofrecen DRIPs, pero en este caso la diferencia es que esas acciones no van a aparecer a nombre de la persona que compra el DRIP (como en el caso de un DRIP normal), sino a nombre del custodio (custodian), que es el agente en línea, y habrá que pagar una comisión por comprar, y también cuando se decida vender.

La mayoría de estos servicios bursátiles de descuento en línea (discount brokers on-line) ofrecen el sistema de reinversión de los dividendos que pagan las compañías sin costos ni comisiones, pero en algunos casos hay que indicarles directamente que se desea hacer la reinversión. Por ejemplo, en Schwab hay que indicarles que se quieren reinvertir los dividendos en el mismo momento en que se compran las acciones, pero en TD-Ameritrade hay que llamarlos (tienen servicios en español) e indicarles que se desea reinvertir todos los dividendos que sean pagados en su cuenta, y eso aplicará a todas las acciones, ETFs, etc., dentro de la misma cuenta.

Aunque esta no es una forma de inversión directa como son los DRIPs, de esta manera el inversionista queda protegido de “zapatazos” e impuestos en la transferencia del dinero desde el 401(k) y sus dividendos quedarán “trabajando” por él, sin costos y sin pagar impuestos, hasta la edad requerida para usar esos fondos.

Una fábrica de dinero

– El sobrenombre “verde” para los billetes y el dinero en general surgió debido a que los pagarés sin intereses emitidos en Estados Unidos en 1861 para financiar la Guerra Civil, tenían originalmente su anverso color verde.

– Todas las formas de papel moneda emitidas por el gobierno de EEUU desde 1861 se consideran de curso legal y se pueden seguir usando por su valor nominal total. El gobierno de EE UU nunca ha devaluado su moneda.

– Antes de que se introdujeran los nuevos billetes de $20 rediseñados en 2003, los últimos billetes de EEUU con color de fondo fueron los Certificados de Oro de $20, Serie de 1905, que tenían un tinte dorado.

– Martha Washington es la única mujer cuyo retrato ha aparecido en los billetes de EEUU (en los Certificados de Plata de $1, Series de 1886, 1891 y 1896).

– El billete de mayor valor impreso por la Oficina de Grabado e Impresión fue el Certificado de Oro de $100,000, Serie de 1934. Estos billetes no estaban en circulación para el público en general; únicamente se emitían para realizar transacciones entre bancos de la Reserva Federal y el Tesoro de EE UU.

– La inscripción In God We Trust (En Dios confiamos) apareció por primera vez en las monedas de de 1864. Casi un siglo después, el Congreso lo oficializó como lema nacional y actualmente se requiere por ley que tanto las monedas como los billetes de EEUU lo lleven impreso. Con el transcurso de los años, el lema ha sido tema de objeción muchas veces en tribunales; sin embargo, diversos tribunales lo han ratificado continuamente, incluyendo el Tribunal Supremo de EEU., en 1977.

– Desde 1866, la ley de los EEUU ha prohibido que se impriman retratos de personas vivas en los billetes, y desde 1929 en los billetes de EE. UU. aparecen los retratos de las mismas figuras históricas.

– Desde febrero de 1862, el Secretario del Tesoro ha sido el responsable de los diseños que aparecen en el papel moneda, incluidos los retratos. El Secretario John W. Snow aprobó el nuevo diseño del billete de $10 que comenzó a emitirse el 2 de marzo de 2006.