Arrestan a sospechoso de tiroteo

Brandon Barnes, de 19 años, será instruido hoy de varios cargos

Las autoridades identificaron ayer a Brandon Taray Barnes, de 19 años de edad, como el presunto responsable del fatal tiroteo del lunes en el que murió la pequeña Nylah Franco Torres, de 3 años de edad, y quedaron heridas de gravedad una mujer embarazada y otra menor también de 3 años.

Según la teniente Gwendolyn Waters, vocera del Departamento de Policía de San Bernardino, el sospechoso fue capturado alrededor de las 5 de la tarde del miércoles en un lugar a solo dos cuadras de donde ocurrió la tragedia, luego de que agentes de bicicleta realizaran una persecución policial a pie.

El sospechoso de disparar hasta 12 veces contra un grupo familiar, enfrenta varios cargos que incluyen al menos uno de homicidio en primer grado, dos por intento de homicidio y otro por disparar a una vivienda habitada.

Según las autoridades, estos cargos podrían darle hasta 305 años tras las rejas de ser encontrado culpable. La Fiscalía dijo que hoy viernes podría ser instruido formalmente de estos y otros posibles cargos, en un tribunal de justicia.

La Policía de San Bernardino sostiene que el lunes, alrededor de las 7:45 de la noche, Barnes abatió a balazos una residencia ubicada en la cuadra 1300 de la Calle D, en esa ciudad a 60 millas al este de Los Ángeles.

Según la policía el motivo del ataque fue la venganza, ya que en horas de la mañana del lunes una persona que estaba en la casa había intervenido en una disputa de violencia doméstica entre Barnes y su pareja.

Durante el ataque, la pequena Nylah recibió un impacto de bala en su cabeza y murió en el instante. Otra mujer de 21 años de edad y con 5 meses de embarazo recibió un disparo en el cuello y la quijada y fue transportada a un hospital junto a otra menor de 3 años, que también recibió un impacto de bala en la cabeza.

Waters dijo a este rotativo que la condición médica de la mujer hasta ayer era seria pero estable y el de la menor continuaba siendo crítico, aunque había estado moviendo su mano en la sala de cuidados intensivos.

Según las autoridades Barnes fue identificado por de testimonios de testigos. El sospechoso fue visto caminando cerca de las Calles Baseline y Mayfield y fue detenido por agentes en bicicleta.

“Aun hay mucho trabajo por hacer para asegurarnos que este caso sea completamente investigado”, dijo Waters. “Y que sea justamente llevado a los tribunales, por eso trabajaremos de cerca con la Fiscalía para completar la investigación”. Se ha abierto una cuenta bancaria para cubrir los gastos del sepelio y los gastos médicos de las heridas en el banco First Valley Credit Union, ubicado en el 401 de la Calle Segunda. El teléfono es (909) 889-0838.