Brasil gana a medio gas

Neymar da el triunfo sobre los costarricenses

SAN JOSÉ, Costa Rica (EFE).- Un solitario gol del astro Neymar dio la victoria a Brasil ayer, ante una aguerrida selección de Costa Rica, que con orden defensivo y buen toque de balón vendió cara su derrota en casa y le puso las cosas difíciles a la canarinha.

Neymar envió la pelota a la red al minuto 60, cuando la defensa costarricense falló al intentar despejar un centro de Dani Alves, lo que fue suficiente para inclinar la balanza en favor de los visitantes.

En el primer tiempo escasearon las jugadas de peligro debido a que Costa Rica, al mando del entrenador colombiano Jorge Luis Pinto, se paró firme atrás y aisló a Neymar y Ronaldinho de sus compañeros de ataque, lo que provocó que Brasil no pudiera generar mucho peligro.

Costa Rica contó con la primera jugada clara de gol, pero el delantero Álvaro Saborío falló en el área chica tras recibir frente al portero Julio César, apenas a los dos minutos.

Brasil respondió dos minutos después con un pase filtrado entre los defensas ticos a los pies de Fred, quien trató de colocar el balón en la escuadra de la portería de Keylor Navas, sin embargo el balón se escapó fuera.

Algunos chispazos de Neymar, de Ronaldinho y de Lucas Silva se ganaron los aplausos del público y también algunas entradas fuertes por parte de los futbolistas costarricenses.

En la segunda parte, Costa Rica salió con mayor intensidad y se acercó al marco de Julio César con un remate desde fuera del área de Bryan Oviedo que se fue apenas a un lado.

Cuando el cuadro local jugaba mejor, apareció el recién ingresado Dani Alves y colocó un centro que la defensa ‘tica’ no pudo despejar y que Neymar a bocajarro envió a la red al 60′.

Con el 1-0 en el marcador Brasil continuó sin forzar la máquina y aún así estuvo a punto de marcar el segundo tanto con un cabezazo de Fred que el cancerbero Navas salvó en la línea, y con un espectacular remate de media distancia de Neymar que se estrelló en el horizontal.

El entrenador Mano Menezes comenzó a cuidar sus fichas y sustituyó a Neymar, Lucas Silva y Julio César, pero dejó en el campo a un Ronaldinho que lució poco durante el compromiso, pero que se ganó una ovación del público al final del partido cuando saludó a los aficionados.

Victoria apretada de Brasil, que visitó San José por primera vez en 50 años, ante una Costa Rica, que en el debut del colombiano Pinto en el banquillo, jugó un partido serio y con mucho orden.