Breves deportivas

El francés Gael Monfils, primer cabeza de serie del Torneo de Estocolmo, alcanzó ayer los cuartos de final tras derrotar al australiano Bernard Tomic, mientras que otros favoritos como el argentino Juan Ignacio Chela o el suizo Stanislas Wawrinka no consiguen superar sus enfrentamientos.

Monfils necesitó tres sets y una hora con 50 minutos para derrotar a Tomic (6-4, 6-7(4) y 6-4), con el que realizó una gran actuación en el servicio con 18 saques directos a su favor y solo concedió uno de los juegos en los sacaba. El francés se verá en cuartos de final con el sudafricano Kevin Anderson.

La pelea por el título mínimo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) entre el mexicano Raúl “Rayito” García y el puertorriqueño Iván “Iron Boy” Calderón, se canceló debido a una lesión que sufrió el primero, informaron ayer los promotores.

Iván Rivera, presidente de PR Best Boxing Promotions, explicó en un comunicado que debido a la lesión de García, Calderón se enfrentará al también mexicano Felipe Rivas, pero por el título mínimo latino de la OMB.

El combate, que cerrará la Convención Anual de la OMB en Puerto Rico, se llevará a cabo el 29 de octubre en el coliseo Mario “Quijote” Morales de Guaynabo, PR.

El ciclista español Óscar Freire, tres veces campeón del mundo de fondo en carretera, fichó por el Katusha, según informó ayer el equipo ruso en un comunicado.

Freire, que militaba en el Rabobank holandés, firmó para la próxima temporada.

En el comunicado, el ciclista español destaca que conoce “a muchos corredores del Katusha” y que está “completamente motivado y en condiciones para dar lo mejor la próxima temporada”, y que tendrá “el placer de enseñar a los jóvenes y hacerles partícipes” de su experiencia.

El rally de Catalunya, en España, penúltima cita del año, no podría tener más emoción, con el francés Sebastien Loeb, de la escudería Citroen, y el finés Mikko Hirvonen, Ford, igualados al frente del mundial, el galo Sebastien Ogier, Citroen, a tres puntos y el español Dani Sordo, Mini, atento para entrar en la lucha.

Hay gran expectación en la carrera, por la mala racha de Loeb, por el modo en cómo Hirvonen le ha igualado en el Mundial, el mal ambiente dentro de Citroen y por la previsión de que habrá otros pilotos que entren en esta lucha por la victoria, como Sordo, que está sorprendiendo con su Mini y ya ha subido dos veces al podio.