Condado no se decide por las cárceles

Supervisores aplazan decisión sobre un plan de construcción

Tanto la cárcel de mujeres de Pitchess, como la cárcel central de hombres en el centro de Los Ángeles tienen una vida útil adicional de entre cinco a ocho anos, estima Bill Fujioka, director ejecutivo del Condado de Los Angeles. Ahora el reto es encontrar fondos para extender dicha vida y convencer de ello a la Junta de Supervisores.

La propuesta que discutió ayer la Junta de Supervisores -y con la presencia del Sheriff Lee Baca- es el diseño y construcción de las dos cárceles a un costo de 1,400 millones de dólares.

El condado cuenta con sólo 144 millones de dólares de fondos para este proyecto. Aún no está claro cuánto dinero el estado proveerá, ni cuando.

“Siempre es difícil gastar esta cantidad de dinero”, dijo Fujioka, defendiendo el plan propuesto.

Baca corroboró la necesidad existente de reemplazar las viejas instalaciones que fueron construidas en la década de los sesenta y agregó que los nuevos edificios cumplirían con las normas de seguridad tanto para el personal, como para los presos.

El plan presentado contempla la reducción de camas, de 1,024 a 790. Esto significa que al igual que otros proyectos de “reemplazo” de instalaciones como el Hospital LA County USC, disminuyen la cantidad de camas disponibles.

Las nuevas instalaciones del hospital del condado tuvieron un costo aproximado de 789 millones de dólares.

Después de escuchar la propuesta, el Supervisor Zev Yaroslavsky dijo que no apoyaría un proyecto tan costoso, que no cuenta con un financiamiento estatal establecido y que además disminuye el número de camas para los presos.

El Alcalde del Condado Michael Antonovich propuso que la discusión se continúe en dos semanas.