Consejos para comprar en línea

– Aprovecha los descuentos.

Si compras con frecuencia de un comerciante específico en Internet, inscríbete con él para que te envíen alertas por correo electrónico, lo que te permitirá enterarte de ofertas en línea exclusivas. Además, muchas tiendas ofrecen excelentes cupones de descuento, o la oportunidad de no tener que pagar el envío si haces compras por una cierta cantidad de dinero. En Amazon.com te ofrecen envío gratis si compras libros por un total de $25 o más, Kohl’s tiene ofertas de envíos gratuitos para pedidos de $75 ó más, Eddie Bauer te da 20% de ahorro para su pedido total por la compra de pantalones, y Sears te brinda un descuento del 10% en aparatos o ropa de deporte.

– Considera una compañía de tarjetas de crédito.

No es cuestión de que te endeudes, pero si eres comprador frecuente de cualquier tienda, una tarjeta de pago especial por lo general le proporcionará buenos beneficios, si sabes manejarla con prudencia, no usarla en exceso y comprar solo lo que puedas pagar a fin de mes. Una tarjeta Visa sin cobro anual de L.L. Bean, por ejemplo, ofrece a los usuarios envíos y devoluciones gratuitas, monogramas gratuitos y la posibilidad de ganar cupones.

– Compra lo que conozcas.

De acuerdo a las encuestas, las personas que compran el mismo artículo por dos o más veces, tienden a sentirse más satisfechas en comparación con aquellas que compraron por primera vez (52% comparado con 44%).

– Busca políticas de devolución generosas.

Compra en tiendas por Internet que te prometan y garanticen de antemano una devolución de dinero o cambio (de acuerdo a lo que prefieras de estas dos opciones) fácil si no estás satisfecho con lo que has comprado.

– Trata de hacer la devolución a nivel local

Algunas compañías en Internet te obligan a mandar por correo las devoluciones, incluso si tienen tiendas en la calle, pero otras le permiten dejar la mercancía en cualquier tienda. Es preferible que compres en estas.