Defienden a víctimas de incautación de autos

Los abogados prestarán servicio de forma gratuita

Un grupo legal integrado por reconocidos abogados y estudiantes de leyes estará defendiendo de manera gratuita a todo aquel que haya sido víctima de la incautación arbitraria de su automóvil por parte de la policía.

Se trata de un grupo formado por el National Lawyers Guilt (NLG) y la Coalición de Inmigración del Sur de California (SCIC), que a partir del lunes 3 de octubre estará ofreciendo talleres informativos y de ayuda en las oficinas del UCLA Labor Center, ubicadas en el 675 S. Park View Street, a un costado del parque MacArthur, donde ayer se llevó a cabo el primer entrenamiento de sus miembros.

Y es que inmigrantes que no cuentan con una licencia de manejo están siendo el blanco por parte de los agentes de tránsito, acusó James Lafferty, director ejecutivo del National Lawers Guilt en Los Ángeles.

De acuerdo con este abogado, se trata de casos de perfil racial por parte de agentes policíacos, no sólo para otorgar infracciones, sino para incautarles sus vehículos.

El caso de Édgar Prado es representativo. El miércoles pasado en la intersección de la Normandie y Venice, un agente motorizado le indicó que el vidrio polarizado que llevaba en la parte trasera era motivo de multa, pero sin más ni más, llamó a la grúa y le decomisaron el vehículo.

El policía no le dio la oportunidad de llamar a alguien que tuviera licencia de manejo, además de que el auto ya estaba estacionado correctamenta.

Ese mismo policía, contó el señor Prado, ya le ha incautado otros tres vehículo en la misma área. Para recuperarlos ha tenido que pagar 645 dólares por uno, 731 por otro, y el tercero lo perdió porque le salía muy caro recuperarlo.

Por eso el grupo legal que han conformado NLG y SCIC pretende defender ante la policía, y en casos más extremos, ante la corte, a quienes de manera arbitraria les quitaron su vehículo.

Colleen Flynn y Cynthia Anderson-Barker son dos de las abogadas del NLG que estarán al frente del grupo legal, quien tienen basta experiencia en este asunto de la incautación de automóviles por los casos que representaron en el escándalo de Maywood.

“Lamentablemente en Los Ángeles, donde la mayoría de la población son inmigrantes, continúa la discriminación en contra de ellos por parte de los cuerpos policíacos”, señaló Lafferty.

En la ciudad existe un alto número de inmigrantes que están siendo detenidos por los policía sin razón alguna, aseguró el abogado.

Y no es con el propósito de darles un infracción, aclaró, sino para confiscarles el auto, remolcarlo y guardarlo en un corralón, lo cual genera exorbitantes ganancias para los dueños de las grúas y para la ciudad.

“Esto está afectando particularmente a los inmigrantes que dependen del vehículo para realizar su trabajo o para llevar a sus hijos a la escuela. Además de ser una acción inconcebible (el perfil racial), es una violación a las ley estatal y local”, dijo el director del NLG.

Martín Terrones, representante de la SCIC, precisó que los talleres y asesorías legales se llevarán a cabo el primer y tercer lunes de mes, empezando el 3 de octubre, de 5:00 a 7:00 de la tarde.

“Cualquier persona a la que le hayan incautado su vehículo puede venir con sus documentos y multa para organizar el caso”, mencionó Terrones.

Los talleres del primer y tercer lunes de mes pretenden también educar a la comunidad sobre sus derechos legales y cómo actuar cuando es detenido por la policía o cuando se topa con un retén.