Descargan todo el poder acumulado

Medias Rojas regresan masacrando a los Azulejos y se fortalecen en wild card

BOSTON (AP),- Tim Wakefield obtuvo anoche su victoria número 200 en su octavo intento y los Medias Rojas cortaron una cadena de cinco derrotas consecutivas al aplastar con pizarra de 18-6 a los Azulejos de Toronto.

Dustin Pedroia bateó dos cuadrangulares en el juego de más anotaciones de Boston en la temporada.

Los Medias Rojas necesitaban mucho la victoria después de que su ventaja sobre Tampa Bay en la contienda por el boleto de comodín de la Liga Americana a la postemporada cayó de nueve a tres juegos en los últimos nueve partidos.

El veterano nudillero de 45 años estaba ansioso porque terminara la larga espera -en la que tuvo marca de 0-3 en siete aperturas desde su último triunfo el 24 de julio- para convertirse en el lanzador número 108 que llega a 200 victorias en las Ligas Mayores.

Wakefield (7-6) trabajó seis entradas y se sobrepuso a un inicio vacilante para retirar a los últimos seis bateadores que enfrentó. Dejó la pizarra con ventaja de 6-5 después de permitir seis imparables y dar dos bases por bolas. Ponchó a dos adversarios.

Perdió Brandon Morrow (9-11) tras recibir siete carreras, cinco de ellas limpias, y siete hits en cinco entradas y un tercio. Dio un pasaporte y registró dos ponches.

Por los Medias Rojas, el mexicano Adrián González se fue de 4-2 con una anotada y una impulsada. El venezolano Marco Scutaro de 3-2 con una anotada y dos producidas.

El cubano José Iglesias con una carrera anotada como corredor emergente.

Por los Azulejos, los dominicanos José Bautista de 4-1 con una carrera anotada y dos producidas; y Edwin Encarnación sacó un sencillo en tres turnos.

En Baltimore, Matt Wieters sacudió un jonrón de dos carreras en el octavo inning y los Orioles de Baltimore le pusieron freno el empuje de los Rays de Tampa Bay para clasificarse a la postemporada al remontar con una victoria 4-2.

Evan Longoria jonroneó por los Rays, que vieron cortada una racha de cinco victorias al hilo y ahora quedan a tres juegos y medio de Boston por el wild card de la Liga Americana, luego de ganar ocho de nueve partidos.

Los Rays ganaban 2-1 en el sexto, pero los Orioles respondieron para romper una seguidilla de tres derrotas.