El liderazgo de Peevey

Dos millones de pequeñas empresas de minorías en California, incluyendo un millón de pequeñas empresas cuyos dueños son latinos, han sido ignoradas por los funcionarios de Washington DC y por nuestros anteriores gobernadores. Ward Connelly aún afirma que la Proposición 209 impide cualquier tipo de asistencia, incluso si existe una importante discriminación anterior hacia las minorías. Esto incluye discriminación hacia nuestros jóvenes cuando intentan entrar a la Universidad de California y hacia pequeñas empresas a las que se niegan contratos con los gobiernos federales o estatales y empresas Fortune 500.

Una persona en EEUU que no tiene miedo a Ward Connelly es Mike Peevey, presidente de CPUC (Comisión de Utilidades Públicas de California) . Pero no lo elogiamos solamente por eso. Lo elogiamos por su liderazgo para establecer una estrategia exitosa frente a Ward Connelly. Peevey es el motivo, por ejemplo, por el que casi 10% de los 15 mil millones de dólares al año en contratos de nuestros servicios públicos se otorgan a empresas cuyos propietarios son latinos. Esto incluye casi el 15% para latinos por parte de Verizon y AT&T. Las comunidades de pequeñas empresas en manos de negros y asiáticos estadounidenses, así como también a cargo de mujeres y veteranos lisiados, también se han beneficiado de manera similar gracias a su habilidoso liderazgo.

La semana pasada, por ejemplo, 10 empresas Fortune 500 se presentaron ante Peevey y otros cuatro miembros de la comisión para discutir sus contratos con empresas propiedad de minorías. A pesar de la Proposición 209, Ron Litzinger, presidente de Edison, declaró orgullosamente que la meta a la que aspira Edison es un 40% de los contratos para las minorías. Por su parte, AT&T y Verizon anunciaron con orgullo que ya superaron ese umbral de 40% de contratos con empresas de minorías.

El liderazgo y el éxito del presidente Peevey es especialmente notable en el contexto del veto del gobernador Brown de un proyecto de ley que habría reconocido la necesidad de más minorías en el sistema de la Universidad de California, especialmente entre las conocidas como nuestras universidades públicas de elite, como UCLA, UC Berkeley y UC San Diego. Las habilidades de liderazgo del presidente Peevey también son dignas de mención en el contexto de la incapacidad del presidente Obama para desarrollar programas relacionados con la raza que beneficiarían a minorías, debido al temor de una posible interferencia de los tribunales. Como consecuencia de este fracaso, solamente el 1% de los 700 mil millones de dólares en contratos federales anuales se otorgan a empresas propiedad de latinos.

El estilo de liderazgo de Peevey es único entre los organismos reguladores. No nos fue posible encontrar ningún estado, comisión o agencia que haya alentado con éxito, a pesar de la Proposición 209, un esfuerzo cooperativo voluntario entre el mundo corporativo en EEUU y la comunidad de las minorías para garantizar la participación total de las minorías. Tampoco conocemos ningún organismo regulador en cualquier otra parte de la nación que haya logrado tanto tan rápido y con tan poca oposición.

En la audiencia de la Comisión del 11 de octubre, ni siquiera uno de los diez directores ejecutivos o presidentes de empresas Fortune 500 objetó el planteamiento pro-minorías de Peevey y todos se comprometieron a ofrecer plena cooperación.

Al considerar la singularidad del liderazgo del presidente Peevey, cabe señalar que la mayoría de los organismos reguladores del presidente Obama se dividen tres a dos en temas tan importantes como los que se presentan ante la FCC. Por el contrario, en mayo de este año, el presidente Peevey logró una decisión unánime de los cinco comisionados a favor de la diversidad, incluyendo nuestra primera comisionada latina en el estado, Catherine Sandoval, una gran amiga de los latinos y otras comunidades sub-atendidas.

Este estilo de liderazgo y éxito son motivo suficiente para que el gobernador Brown ignore a los críticos del presidente Peevey que quieren que sea removido de la dirigencia de CPUC. En vez de ello, nosotros, junto con dirigentes de muchas comunidades negras y asiático-estadounidenses, instaremos al gobernador Brown a afirmar rotundamente su confianza en el liderazgo único y las habilidades del presidente Mike Peevey. Este liderazgo ha logrado muchos beneficios y oportunidades de empleo para las minorías, miles de millones de dólares en contratos de negocios y millones de dólares de filantropía corporativa para organizaciones sin fines de lucro en dificultades, ayudando directamente a nuestras comunidades sub-atendidas.

Este “estilo de liderazgo Peevey” es especialmente singular en el contexto de las dificultades del presidente Obama para obtener apoyo del mundo corporativo en EEUU. para prácticamente cualquiera de sus importantes políticas.