‘El Mercado’ es el motor hispano en San Antonio

Está construido en medio de Plaza del Mercado de Heno y Paschal Plaza

SAN ANTONIO, Texas.- “El Mercado” se ha convertido para la cultura de San Antonio en mucho más de que tres largas cuadras de productos y servicios que empujan a que miles de turistas y curiosos la visiten a diario.

Su nombre oficial es Mercado Plaza, pero en la ciudad le llaman “El Mercado”, y su historia data de hace más de un siglo. Construido en medio de las antiguas Plaza del Mercado de Heno y Paschal Plaza, no fue sino hasta mediados de la década de los setenta cuando experimentó una completa remodelación.

Desde entonces, este centro comercial ha sido fundamental en la revitalización del sector turístico y la economía de San Antonio. Es el tercer lugar más visitado después de El Alamo y el llamado River Walk.

Su pico más alto de concentración de turistas es durante el Cinco de Mayo, fecha en la que se celebra la Batalla de Puebla, cuando el ejército mexicano derrotó a los franceses en 1862.

Las decenas de negocios que allí se ubican le dan trabajo a cientos de personas, convirtiéndolo en una sólida fuente de empleo. Según Guadalupe Garza, de la Municipalidad de San Antonio, el objetivo principal de El Mercado y sus alrededores es mantener viva la tradición de la cultura hispana en la ciudad, primordialmente la de México, a través de diversos eventos musicales y culturales cada semana.

“El turista encontrará desde comida mexicana y texmex hasta un sinfín de productos artesanales únicos que sólo se expenden en esta región. Es el lugar por excelencia para experimentar el lado más hispano de Texas”, dijo Garza.

El Mercado ofrece además un área donde se venden hortalizas y vegetales y es uno de los lugares más famosos por la artesanía hecha a mano que allí se ofrece, así como las típicas cazuelas mexicanas y la infaltable música de Mariachi.

Desde hace 13 años, Filiberto Márquez tiene un puesto en El Mercado y vende artesanías en cuero hechas a mano. Afirma que los broches, llaveros y brazaletes que él ofrece son únicos y por eso el negocio “rinde” hasta en los “momentos difíciles”.

“Como todo lo que es el negocio, hay días que se vende mucho, hay días que no se vende nada, pero de esto vivo. Y cuando se vende, se vende, porque en Estados Unidos no hay nadie que haga lo que yo hago”, sostuvo.

Al igual que Márquez, Óscar Paz, de Honduras, lleva tres años en un puesto donde vende máscaras, sombreros, guitarras mexicanas en miniatura y juguetes para niños. “Aunque el tiempo esté mal, siempre hay turistas. Los días calmados realmente no lo son porque siempre hay gente disfrutando de lo que tenemos que ofrecer”, dijo.

El Mercado es también una parada obligatoria cuando se trata de gastronomía ya que ofrece una oferta para todos los gustos y bolsillos- desde restaurantes elegantes que sirven comida mexicana a puestos menos formales que deleitan al visitante con la preparación de jugos naturales, tacos y manzanas acarameladas de diferentes sabores.

Letty Herrera, natural de San Antonio, tiene uno de los puestos más populares del lugar gracias al popular “funnel cake“.

“Es una receta regional popular en festivales hecho a base de una tortilla de harina con leche frita en aceite servido con azúcar en polvo, helado, fresas y otros ingredientes, pero lo más importante es que se hace con amor”, recalcó Herrera.

San Antonio es la segunda ciudad más poblada de Texas y la séptima en Estados Unidos.

De acuerdo a la Oficina de Turismo de San Antonio, alrededor de veinte millones de personas la visitan cada año.