En busca de una proeza

Brady y Newton podrían lograr 400 yardas en tres juegos en la NFL

Que un mariscal de campo tenga una actuación sobresaliente y termine su desempeño ganando 500 o más yardas es algo poco usual en la NFL, pero que ligue dos partidos seguidos con 400 o más yardas aéreas es más raro todavía.

En la historia de la Liga Nacional de Futbol Americano ningún mariscal ha conseguido la proeza de ligar tres actuaciones consecutivas ganando 400 o más yardas aéreas.

Durante la semana dos, los quarterbacks, Tom Brady, de los Patriotas de Nueva Inglaterra, y Cam Newton, el novato de Panteras de Carolina, rebasaron por segundo juego consecutivo la franja de las 400 yardas por pase.

Junto a estos dos elementos hay una pequeña lista de cinco mariscales de campo más que han logrado hilar par de actuaciones ganando 400 o más yardas por la vía aérea. Pero no en tres juegos al hilo.

Por otro lado, en la tecera semana de la NFL que arranca hoy varios jugadores de clave estarán fuera de acción por lesiones o en recuperación.

El receptor de los Gigantes de Nueva York, Mario Manningham perderá el juego contra los Águilas de Filadelfia debido a una contusión.

Los Gigantes anunciaron ayer que Manningham no hizo el viaje a Filadelfia para descansar. Su status pasó de dudoso a fuera de acción.

En tanto, Tony Romo, quarterback de los Vaqueros de Dallas, apenas pudo practicar y su participación del juego del lunes contra los Pieles Rojas de Washington es incierta. Romo se restablece de una lesión en las costillas.

El mariscal de campo de los Falcons de Atlanta, Matt Ryan, tuvo un entrenamiento limitado por segundo día consecutivo debido a una lesión en la rodilla izquierda, y el equipo no ha determinado si se encuentra preparado para enfrentar a los Bucaneros de Tampa Bay.

Ryan trabajó con la ofensiva titular pero el quarterback suplente, Chris Redman, también trabajó con el primer equipo.