Epstein entra en acción

El nuevo gerente de los Cachorros inicia la búsqueda de un mánager

NUEVA YORK (AP).- El grado de relevancia que actualmente tienen los gerentes generales en el beisbol de Grandes Ligas es tan inmenso que hay fanáticos dispuestos a comprar camisetas con el nombre de un ejecutivo.

En serio. Acaba de ocurrir en el norte de Chicago después de la llegada de Theo Epstein -mejor conocido como el “Mesías” de los Cachorros- con el cargo de presidente de operaciones deportivas.

Una tienda quiso ofrecer camisetas con el apellido de Epstein y el número 12, por el año 2012 al ser la primera temporada del nuevo régimen.

También se hizo una aclaración: sólo se venden camisetas de jugadores, no del personal administrativo.

Pero esta es la ciudad de Chicago y se debe comprender el por qué tanta efervescencia en torno a un ejecutivo de 37 años. Es la “Theomanía”.

Los Cachorros no han ganado la Serie Mundial desde 1908. Son 103 años, la sequía más prolongada para una franquicia deportiva estadounidense. Todos están hartos que se les reconozca por ser unos “buenos” o “simpáticos” perdedores del beisbol.

Y Epstein desembarca antecedido por su fama de haber roto la “Maldición del Bambino”, la que perduró 86 años hasta que los Medias Rojas de Boston se proclamaron campeones en 2004 y 2007.

Muchos esperan que los Cachorros sigan exactamente el libreto de los Medias Rojas, luego que Epstein asumió el mando en el año 2002.

Pero la realidad con la que se encuentra Epstein en Chicago es muy distinta a la que tuvo que lidiar hace una década. Los Medias Rojas de entonces por lo menos terminaron con un saldo positivo de 82 victorias y 79 derrotas en el año previo.

Epstein ya puso manos a la obra y Pete Mackanin fue blanco de tantas preguntas durante las entrevistas en busca de ser el nuevo piloto de los Cachorros que posiblemente hubiera sido mejor que llevara una mascota.

Mackanin, coach de suplentes de los Filis de Filadelfia, expuso el jueves sus méritos a los nuevos directivos de Chicago durante un almuerzo y en una entrevista formal ayer.

Afirma que el proceso fue “muy exhaustivo” y que “no me dejaron tomar aire”.

Los Cachorros buscan a un reemplazo de Mike Quade, a quien cesaron el miércoles después de terminar la temporada anterior con foja de 71-91 que aumentó a 103 años su infame sequía de campeonato.

Chicago contrató a Epstein como presidente de operaciones deportivas junto con el gerente general Jed Hoyer y el director de búsqueda de talento y desarrollo de jugadores Jason McLeod, con la esperanza de salir del hoyo, y el siguiente paso es encontrar a un nuevo manager. Mackanin, de 60 años, es del sur de Chicago, territorio de los Medias Blancas.