Fue errada la investigación de la muerte de Jackson

Una investigadora del forense reconoció ayer que cometió errores al recoger medicamentos y otras pruebas de la habitación de Michael Jackson después de su muerte, pero minimizó los problemas diciendo que ninguna investigación es perfecta.

La investigadora Elissa Fleak fue interrogada agresivamente por el abogado defensor Ed Chernoff al tratar de exponer las fallas en la forma en que se manejaron las pruebas médicas por parte de las autoridades en el caso contra el Dr. Conrad Murray.

Chernoff señaló fotografías que dijo que indicaban que había cosas que habían sido cambiadas de sitio en la habitación. Las imágenes mostraron un soporte de suero intravenoso y una bolsa de solución salina en dos lugares diferentes. Un frasco de medicamento que Fleak dijo que había encontrado en el suelo fue fotografiado en una mesita de noche.

Además, Chernoff dijo que Fleak no había señalado que había encontrado un frasco del poderoso anestésico propofol en una bolsa de suero intravenoso hasta marzo de 2011, casi dos años después de la muerte del cantante.

“¿Está de acuerdo conmigo en que usted cometió una cantidad importante de errores en su investigación?”, le preguntó Chernoff.

“No”, dijo Fleak.

De vez en cuando, los miembros del jurado a veces se inclinaban hacia adelante para ver las fotos proyectadas en una pantalla grande. Algunos tomaron notas sobre el testimonio.

El vicefiscal de distrito David Walgren intentó minimizar los errores.

“Sra. Fleak, ¿usted llevó a cabo una investigación perfecta en este caso?”, preguntó.

“No”, dijo Fleaks.

“¿Alguna vez llevó a cabo una investigación perfecta?”, preguntó Walgren.

“No”, dijo la testigo.

“¿Hay siempre cosas que habría hecho de manera diferente en retrospectiva?”, preguntó.

“Sí”, respondió Fleak, diciendo que había tratado de ser lo más precisa y veraz posible.

Fleak fue asignada a la investigación el 25 de junio de 2009, cuando Jackson murió y ella fue a su mansión alquilada para recoger pruebas. Cuatro días más tarde, después de que Murray, médico personal del cantante, había hablado con la policía, volvió a seguir pistas que el médico había proporcionado, incluyendo una descripción de medicamentos escondidos en un armario.

“Volver a la escena no es común”, dijo, “y hubo muchas más pruebas médicas”.

Chernoff cuestionó si Fleak había escuchado el testimonio del guardaespaldas Alberto Álvarez, quien dijo durante una audiencia preliminar en enero que había visto el frasco de propofol en la bolsa de suero intravenoso. Repitió el detalle para los miembros del jurado la semana pasada y dijo que Murray le había dicho que guardara la bolsa de suero en otra bolsa antes de llamar al 911.

Las autoridades dicen que Jackson murió de una intoxicación aguda de propofol en combinación con otros sedantes administrados por Murray. Los abogados defensores tienen una teoría alternativa: el Rey del Pop se dio la dosis fatal cuando el cardiólogo abandonó la habitación del cantante.

Murray se ha declarado no culpable de homicidio involuntario.

Las pruebas de huellas dactilares estipuladas por ambas partes no parecieron apoyar la teoría de la defensa. No se encontraron huellas digitales de Jackson en ningún frasco de medicamentos. Una de las huellas de Murray se encuentró en un frasco de 100 mililitros de propofol, una dosis mucho mayor que la que el médico dijo que había dado a Jackson el día que murió.

Más adelante en el día, el jefe toxicólogo del forense, Dan Anderson, declaró que se encontró propofol en la sangre, la orina y el hígado de Jackson cuando murió.

Jackson no mostró indicios de opiáceos o del analgésico Demerol, dijo Anderson.

Dijo que los medicamentos detectados en cantidades significativas fueron propofol, lidocaina y lorazepam, un sedante que Murray dijo que le dio para tratar de que Jackson durmiera antes de administrar el propofol.

Anderson dijo que el lorazepam fue encontrado en el nivel terapéutico alto, pero no describió la cantidad de propofol.