Grecia nos afectará

Grecia está a un paso de otro colapso económico. Los europeos nuevamente empiezan a temblar por miedo a otra recesión económica.

Mientras tanto, en el lado norteamericano, la gente parece ignorar lo que sucede en la tierra de los dioses.

En parte la despreocupación norteamericana tiene algún sentido. De acuerdo a los datos que provee el censo de Estados Unidos (U.S. Census Bureau), el comercio entre Grecia y la Unión Americana está en una etapa incipiente, apenas sobrepasa el billón (en términos norteamericanos).

Las exportaciones a Grecia en 2010 fueron de $1,108.000, mientras que las importaciones apenas sobrepasaron los $798.000. El saldo de la relación comercial entre griegos y norteamericanos fue un déficit de 310 millones de dólares para el segundo.

Grecia no es el único país europeo con el cual la economía norteamericana no ha podido consolidarse. Las dos potencias de la Unión Europea, Francia y Alemania, tampoco han podido fortalecer sus lazos comerciales. Lo anterior a pesar de las similitudes económicas y políticas.

Las tasas de exportación a Francia en 2010 fueron de $26,968 y a Alemania $48,16. Mientras tanto las importaciones fueron de $38,355 y $82,429, respectivamente. El saldo, en el caso de Francia, fue un déficit de de $11,386 para el lado norteamericano y un déficit de $34,268 con Alemania.

Los datos anteriores comparados con las relaciones comerciales de México y Canadá, vecinos y compañeros del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, son insignificantes.

Las exportaciones de Estados Unidos a México en 2010 fueron de $163,473 y las importaciones $229,908. El saldo total es un déficit de $66,435 para el lado norteamericano.

Mientras tanto las exportaciones a Canadá en ese mismo año fueron de $249,105 y las importaciones es de $277,648; y existe un déficit mínimo de $28,543 para Estados Unidos.

Sin embargo, la suma de las fracciones de exportación e importación de los países europeos producen un total significante. El total de exportaciones para la Unión Europea fue de $239,583 y las importaciones $319,194, habiendo un déficit de $79,612.

Al final, como se puede apreciar, el efecto de Grecia puede tener consecuencias negativas en la economía norteamericana.

Por eso la Administración Obama ha estado presionando, tanto al gobierno de Grecia como a la Unión Europea, para encontrar una resolución que permita a los griegos salir de su predicamento económico.

La crisis puede resurgir en la capital griega. El virus económico indefectiblemente contagiaría a la Unión Europea, particularmente a los países más vulnerables, España, Portugal e Italia.

Europa ya no es el gran coloso económico del pasado. Sin embargo, su capacidad regional puede incidir en la economía mundial.

El presidente Obama depende mucho de una estabilidad económica en Europa para su reelección en 2012. Si se llega a prender una crisis en Grecia, su futuro es incierto.

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain