Guerra a un mal hábito

La MLB busca prohibir el tabaco masticable en las Mayores

WASHINGTON (AP).- Siempre atado a sus tradiciones, el beisbol aceptó los partidos interliga, el wild card e incluso la revisión de jugadas por video en los 20 últimos años.

Ahora, una campaña que cuenta con el respaldo del Congreso y del comisionado Bud Selig busca eliminar una parte de la cultura del beisbol desde hace más de 150 años: masticar tabaco en el terreno.

Grupos que abogan por la salud han ganado adeptos con un argumento clásico: cuando los peloteros mastican tabaco, dan un mal ejemplo a los niños y jovencitos que los admiran.

A lo que el jardinero de los Cerveceros de Milwaukee, Mark Kotsay, respondió: “He visto al presidente (Barack Obama) tomarse una cerveza, ¿verdad? No sé, no entiendo tantas reglas”.

El problema, según los grupos anti-tabaco, es el aumento en el uso de productos de tabaco sin humo entre los jóvenes, y los riesgos de salud que conlleva ese hábito.

El Centro para Control de Enfermedades de Estados Unidos señala que el tabaco masticable puede ocasionar cáncer, problemas de salud oral y adicción a la nicotina, y enfatiza que no es una alternativa saludable a fumar.

A pesar de los riesgos, la más reciente encuesta del centro señala que, en 2009, el 15% de los niños de escuela secundaria habían utilizado tabaco masticable, un aumento de 4% comparado con 2003.

El convenio laboral de Grandes Ligas expira en diciembre y Selig, quien favoreció la prohibición en marzo, ha dicho que propondrá su inclusión en el nuevo contrato.

El jefe de la unión de peloteros, Michael Weiner, dijo que habrá un “esfuerzo sincero” por atender el asunto. Ninguna de las partes quiso comentar sobre la situación de la prohibición al tabaco en las negociaciones.