Incautan cocaína al cártel de Guadalajara en Los Ángeles

El estupefaciente tenía un valor de $5 millones por su venta en las calles

SACRAMENTO.- Con el decomiso de más 51 kilos de cocaína en el condado de Los Ángeles, por un valor estimado en la calle de 5 millones de dólares, el Departamento de Justicia de California asestó un duro golpe al cártel de Guadalajara.

La procuradora del estado, Kamala Harris dijo a través de un comunicado que la confiscación de la droga se realizó a través de un operativo secreto realizado por agentes especiales del Departamento de Justicia del Grupo de Trabajo Unido de Medidas Fuertes de Inland (INCA) con la cooperación del Departamento de Policía de Long Beach.

Un agente secreto se las ingenió para fingir una compra de cocaína a dos individuos conectados con el cártel de Guadalajara, especializado en la introducción de ese estupefaciente y de heroína al estado.

Todo se acordó para el jueves pasado en un estacionamiento de la ciudad de Bellflower en el condado de Los Ángeles. Se trató de una operación simulada de compra que resultó en el arresto de dos hombres y el decomiso de 42 kilos de cocaína.

Los detenidos son Giovani Flores Arias, de Sinaloa, México, y René Guerrero, de Indio, California. Flores no tiene derecho a fianza pero a Guerrero se le fijo una fianza por 2 millones de dólares para salir libre. De ser encontrados culpables, podrían enfrentar cada uno una sentencia máxima de 25 años en una prisión estatal, según informó la Oficina de Harris.

Más tarde, en la ciudad de Bell Gardens, en Los Ángeles, en una casa de seguridad, el INCA y los policías de Long Beach decomisaron nueve kilos más de cocaína y 39,500 dólares de ganancias en drogas.

En una acción previa, no especificada, al propio cártel de Guadalajara le confiscaron 22 libras de metanfetaminas.

El plan que este cártel tenía para la cocaína decomisada era distribuirla para su venta en todo el país.

De acuerdo con Harris, hay una conexión muy estrecha entre las pandillas transnacionales, el tráfico de drogas y las armas. Es decir, la venta de las drogas de los cárteles mexicanos en California opera a través de las pandillas.

El decomiso de cocaína anunciado es parte de una serie de acciones realizadas por el Departamento de Justicia del Estado para poner un alto a las pandillas transnacionales dedicadas al tráfico de drogas y al crimen.

En junio pasado, los agentes de la DOJ arrestaron a 101 miembros de las pandillas Nuestra Familia y Norteños que operaban en el Valle Central, a quienes les decomisaron metanfetaminas, marihuana y cocaína, además de armas y rifles de asalto, así como 64,000 dólares.

En julio pasado, decomisaron 18 kilos de cocaína que venía oculto en un compartimento secreto de un vehículo que cruzaba la frontera en Caléxico por un valor de 360,000 dólares.

En agosto, desmantelaron un amplia operación de tráfico de drogas recetadas y arrestaron a 15 individuos. Las medicinas eran llevadas para su venta a México y el dinero era enviado al país para financiar actividades criminales.

El INCA es uno de los 52 grupos de trabajo que tiene el Departamento de Justicia en California para atacar a las pandillas y el tráfico de drogas.

En este grupo participan el Departamento de Policía de Beaumont, la Oficina de Control de Bebidas Alcohólicas de California, la Patrulla de Caminos de California, el Departamento de Policía de Corona, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), el Departamento de Policía de Murrieta, el Departamento de Policía de Ontario, la Oficina del Fiscal de Distrito de Riverside, el Departamento del Alguacil y de la Policía de Riverside y el Departamento de Policía de San Bernardino.

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain