Insostenible el costo de vida en LA

Actualmente, una familia de 4 necesita $14 mil más al año para vivir aquí

El costo de la vida en el condado de Los Ángeles aumentó 14 mil dólares en los últimos tres años, hasta el punto que una familia de cuatro requiere ahora un ingreso de casi 60 mil dólares al año para cubrir sus gastos, afirma un reporte que será dado a conocer hoy.

En el caso de California los gastos subieron 10 mil dólares. En contraste, el salario mínimo no ha variado, lo que pone a los residentes del estado en una situación desventajosa desde el punto de vista de la subsistencia.

A lo anterior se agrega una tasa de desempleo del 12.1% en California, y que en el caso de algunas ciudades del condado sobrepasa el 20%.

El estándar es preparado por la organización sin fines de lucro Insight Center for Community Economic Development. “La situación está muy difícil, tan difícil que estoy perdiendo una casa porque ya no me alcanza para reunir para la hipoteca” dice Jorge González, un inmigrante ecuatoriano que ha sacado adelante a su familia vendiendo hotdogs en la calle”.

A pesar de la precariedad de su oficio, González pudo incluso pagar la educación de sus tres hijos. Su hija mayor está a punto de graduarse de la facultad de Medicina, todo pagado por su humilde puesto.

Pero el creciente costo de la vida, admitió, ha erosionado profundamente los ingresos familiares.

“Eso de comer fuera y salir a paseos ya se olvidó”, agrega.

Según el Estándar de Autosuficiencia, un rasero cuyo uso se está extendiendo cada vez más en distintas esferas, el condado de Los Ángeles registró el alza más pronunciada en términos de costos y productos en todo el estado.

Algunos de los incrementos promedio en los gastos de una familia recogidos en el informe de Insight Center son: Guardería: 22%, Cuidados médicos 27%, Impuestos al valor agregado o gravamen a las ventas 29%.

“Tengo que agradecer el trabajo de Insight Center, que nos da la verdadera medida de la pobreza en California. Para poder invertir recursos públicos de manera efectiva necesitamos saber qué esta pasando” dijo el concejal de Los Ángeles, Richard Alarcón, que representa al valle de San Fernando.

En el caso de una familia de cuatro que vive en el condado angelino, el estándar asigna 1,465 dólares al mes para el pago de vivienda, 1,426 dólares para guardería y 784 para alimentación.

El estándar utiliza datos del Censo y el Departamento de Vivienda y Urbanismo (HUD), así como elementos de cada condado de California, y está basado en el costo de las necesidades que una familia tiene que resolver diariamente: pago de vivienda, alimentación, cuidados médicos, guardería y transporte, entre otros. En total, consta de 156 elementos distintos.

La regla varía de condado a condado con el fin de ofrecer una medida específica del verdadero costo de la vida.

En contraste con el Estándar de Autosuficiencia, la medida de pobreza que emplea el gobierno federal se viene empleando desde hace cuarenta años, es de aplicación universal, y se elabora exclusivamente a partir de un presupuesto básico del gasto alimentario necesario para cumplir ciertos requisitos nutricionales.

Esta medida se utiliza para destinar recursos estatales y federales a comunidades locales y para determinar el nivel mínimo de ingresos en el caso de muchos programas sociales.

Cuando se aplican sus valores, resulta que muchas familias devengan mucho para tener derecho a recibir asistencia pública, aunque no ganen lo suficientes para llegar a fin de mes.

Leslie Quirós, una madre soltera de Los Ángeles con tres hijos, vive en carne propia el recorte a los subsidios con que antes se ayudaba para resolver necesidades primordiales.

“Ni ayuda quieren darle a uno ya. Antes podía lograr 360 dólares en cupones de comida, hoy sólo recibo 100 al mes”.

Quirós está pensando en regresar a Honduras, de donde vino hace más de 20 años.