Knox, libre y rumbo a casa

Luego de casi cuatro años en prisión, la joven estadounidense fue absuelta

PERUGIA, Italia.- Una corte de apelaciones revocó ayer la sentencia condenatoria de Amanda Knox y ordenó la liberación de la joven estadounidense luego de haber pasado casi cuatro años en prisión por el homicidio de su compañera de habitación.

Knox, de 24 años, estalló en lágrimas después que se dictó el veredicto que revocaba la convicción de 2009, mientras sus abogados la abrazaban apoyándola.

El coacusado, Raffaele Sollecito, también fue absuelto del asesinato de Meredith Kercher, de 21 años, en el 2007.

El legislador italiano Rocco Girlanda, que encabezaba el caso de la estadounidense y es cercano a Knox, dijo que ella y su familia se irán de Italia hoy en un avión de línea comercial desde Roma.

Un convoy de autos abandonó la prisión de Perugia con Knox a bordo unos 90 minutos después de dictado el veredicto.

Cuando dejó la prisión, Knox le dijo a la líder de una fundación que defendió su caso que ella sólo quería “ir a casa, reconectarse con su familia, retomar su vida y volver a ser feliz”, según la secretaria general de la fundación Corrado Maria Daclon que viajó con ella en el auto en el que abandonó la prisión.

Fuera de la corte, unos centenares de personas gritaron “¡Es una vergüenza!”.