Líderes piden cambios en la ley

DENVER, Colorado (EFE).- El actual sistema migratorio y la constante intervención de agencias federales impide el normal desarrollo de negocios, lo que perjudica a la economía, afirmaron ayer empresarios y dirigentes reunidos en la capital de Utah.

“La incapacidad del Congreso (federal) para resolver el problema migratorio ha causado problemas para los negocios en Utah y en otros estados, y los problemas se acentúan para aquellas empresas que buscan trabajadores altamente calificados o, en el otro extremo, trabajadores manuales”, dijo Natalie Gochnour, representante de la Salt Lake City Chamber.”El problema se resolvería al aprobarse e implementarse un programa de trabajadores huéspedes. Ese programa facilitaría el crecimiento de la economía, porque responde a la cambiante dinámica de la fuerza laboral”, agregó.

Gochnour fue una de las participantes en la llamada Reunión Cumbre sobre Inmigración en las Montañas del Oeste, convocada por el fiscal de Utah, Mark Shurtleff, con la meta de “examinar el tema de la inmigración tanto legal como ilegal a nivel estatal y el efecto que los programas y políticas nacionales tienen cuando se implementan a nivel local”.

Según Gochnour, el mensaje central de los políticos, empresarios y dirigentes reunidos en un hotel del centro de Utah es que “el debate sobre inmigración no es un debate sobre cómo repartir mejor el pastel, sino un debate sobre de qué manera inmigración permite que crezca ese pastel”.”Las actuales leyes migratorias, al interferir con los negocios, elevan el costo de hacer negocios y por lo tanto perjudican”, dijo Gochnour.

Warren Klug, de Aspen Chamber Resort Association, expresó que el impacto se siente no sólo entre los negocios, sino también en las granjas en zonas rurales y en los hoteles y restaurantes en las áreas turísticas.

Sin embargo, dijo, las actuales leyes migratorias no tienen en cuenta que debido a cambios generacionales los estadounidenses que antes realizaban trabajos de granja o de hostelería, como por ejemplo jóvenes estudiantes, ya no quieren realizar esos trabajos.