Los heridos buscan recuperarse

Paraguay va por el desquite contra Uruguay; Chile pierde al 'Chupete', y Bolivia 'debuta' a Colombia

ASUNCIÓN, Paraguay (EFE).- Paraguay recibirá hoy a Uruguay en la segunda jornada de la eliminatoria sudamericana al Mundial 2014 que puede tener sabor a desquite de la final de la pasada Copa América ganada por los charrúas.

Además, la Albirroja saldrá con los dientes apretados tras perder por 2-0 ante la selección peruana el viernes en Lima, en el partido que supuso el debut del exlateral Francisco “Chiqui” Arce como seleccionador.

El bajo rendimiento del equipo, sobre todo en la segunda parte del encuentro ante los peruanos, obligará a Arce a replantear todo el esquema en busca de la recuperación contra el equipo que ganó la Copa América al vencer 3-0 a Paraguay.

Cinco son los cambios -dos en defensa, uno en el centro del campo y dos en la delantera- planificados por Arce, de acuerdo a los datos filtrados por los medios tras los entrenamientos que se llevan a cabo a puerta cerrada.

Carlos Bonet supliría al lateral derecho Iván Piris, Richard Ortiz por el lesionado Elvis Marecos en el otro extremo de la zaga, Víctor Cáceres a Marcelo Estigarriba en la zona media, Nelson Haedo y Óscar Cardozo en vez de Roque Santacruz y Robin Ramírez, el tándem ofensivo inicial en Lima.

“Este partido es más que importante para nosotros, pero tampoco estamos para desesperarnos porque momentos similares se vivieron en el arranque de eliminatorias anteriores”, afirmó Haedo.

Por Uruguay, su capitán Diego Lugano admitió ayer que “jugar en Asunción contra Paraguay siempre es complicado y, además, ellos buscarán recuperarse de su debut”.

El seleccionador Óscar Washington Tabárez, repetirá la alineación que venció 4-2 a Bolivia en Montevideo, pero modificará el sistema táctico para reforzar el centro del campo.

Frente a los bolivianos en casa, los celestes jugaron con un sistema 3-4-3 con el tridente ofensivo de Edinson Cavani, Diego Forlán y Luis Suárez.

La selección chilena, cabizbaja tras su derrota en Argentina, recibe hoy a Perú, en Santiago, con la presión de ganar a un equipo que viene crecido tras vencer a Paraguay.

La jornada previa al partido estuvo salpicada de tensión y un abandono, el de Humberto “Chupete” Suazo, que tuvo que retirarse de la práctica aquejado de una contractura muscular en una zona no especificada y no jugará hoy.

El combinado del uruguayo Sergio Markarián llegó ayer a Santiago, donde reside una importante comunidad peruana, dispuesto a buscar la revancha del partido que perdió ante Chile en la Copa América, en la que quedó tercero.

En cambio, el argentino Claudio Borghi sí podrá contar en el medio campo con Gary Medel, que se perdió el primer partido de la eliminatoria por tener pendiente una fecha de castigo tras su expulsión en la Copa América ante Venezuela.

Los chilenos son conscientes de que Perú jugará con cautela. “Difícil que vengan a buscar el partido en tres minutos. Ellos van a esperar un poco”, opinó ayer Arturo Vidal en la rueda de prensa posterior al entrenamiento matutino.

“Tenemos que salir desde el silbatazo a buscar el partido. Como siempre lo hemos hecho”.

Según el parte médico, el técnico uruguayo tiene a todo el plantel en óptimas condiciones físicas y volverá a alinear a los llamados “cuatro fantásticos”: Paolo Guerrero, Claudio Pizarro, Jefferson Farfán y Juan Vargas.

La selección boliviana saldrá hoy a buscar sus primeros puntos en las eliminatorias al Mundial 2014 ante una Colombia que promete dar batalla en los más de 3,600 metros de altura de La Paz.

La Verde ha dado vuelta a la página tras la caída por 4-2 en su debut ante Uruguay del viernes, y tiene la mente puesta en hacer valer su condición de local para lograr su primer triunfo luego de dos años de empates y derrotas.

El técnico argentino-boliviano Gustavo Quinteros confesó a los medios que el partido contra Colombia será el más importante que disputará Bolivia este año.

“Trabajé todo este tiempo pensando en ganar este partido […] La historia nos dice que una sola vez clasificamos al Mundial, cuando ganamos todos los partidos en La Paz”, y ése será el objetivo en estas eliminatorias, señaló Quinteros.

Con esa idea, el seleccionador excluyó del viaje a Montevideo a siete jugadores que se prepararon casi exclusivamente para recibir a los “cafeteros” en las alturas paceñas y con un esquema más ofensivo que el mostrado ante el campeón de la Copa América.

Entre las apuestas de Quinteros para el ataque figuran el paraguayo nacionalizado Pablo Escobar, que ha tenido una buena racha goleadora en el torneo boliviano, y el volante Rudy Cardozo, elogiado por su actuación ante Uruguay.

Colombia, que sólo ha ganado uno de los 10 partidos que ha jugado en La Paz con diferentes selecciones, se muestra respetuosa y cauta frente a la altura, aunque su técnico y jugadores anticiparon que no renuncian a llevarse tres puntos.

El gran ausente, al menos durante los primeros minutos del encuentro, será el delantero Radamel Falcao, del Atlético de Madrid español, quien opinó que no es posible combatir por completo los efectos de la altura.

Suscribite al boletín de Deportes

Recibe gratis el boletín de deportes que un verdadero fan no se puede perder

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain