Magia sin límites

ILM creó los efectos de 'Pirates of the Caribbean IV'

SAN FRANCISCO, California.- Para muchos lectores, decir Industrial Light & Magic no significará mucho.

Pero si se añade que los genios creativos de ILM, como se la conoce popularmente, han sido los responsables de los efectos especiales y visuales de películas como las sagas Star Wars, Back to the Future, Indiana Jones, Jurassic Park, Star Trek, Terminator, Transformers o Harry Potter, y de filmes como E.T. The Extra-Terrestrial, Forrest Gump, Titanic o Avatar. queda claro que estamos ante una de las más importantes compañías de la historia del cine.

Además, por si eso no fuera poco, ILM fue fundada en 1975 por George Lucas, con el fin de que una idea que le poblaba la mente durante años y que tituló Star Wars, pudiera ser llevada a la pantalla de la forma más espectacular posible.

Han pasado 36 años y hoy la empresa es la sede de numerosas filiales, como LucasFilm Animation (productora de Rango) o Lucas Licensing (que certifica los productos de franquicias como Star Wars).

Tras décadas en San Rafael -además del rancho principal en las afueras de esta localidad al norte de California-, ILM se mudó recientemente al parque Presidio, en la ciudad de San Francisco, a poca distancia del puente Golden Gate, que se puede ver en todo su esplendor desde el comedor donde se reúnen sus empleados.

Una estatua de Yoda, el legendario personajes de Star Wars, recibe a los visitantes del lugar que, una vez dentro del vasto edificio, pueden observar reliquias de clásicos como la misma Star Wars, E.T., Jurassic Park e Indiana Jones and the Last Crusade, entre otros muchos.

Con motivo del lanzamiento de Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides -porque la compañía también es responsable de los efectos de la saga protagonizada por Johnny Depp-, ¡holaLA! fue invitado a ILM para conversar con Ben Snow, supervisor de efectos visuales, y Aaron McBride, director artístico de efectos visuales, quienes se encargaron de diseñar algunas de las secuencias más espectaculares de la cinta, como la del ataque de las sirenas vampiros.

Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides, que se estrenó el pasado mes de mayo y ya es la octava película más taquillera de la historia en todo el mundo, fue protagonizada por Johnny Depp, Penélope Cruz y Geoffrey Rush, y contó con Rob Marshall (Chicago) como director.

Sobre Rob Marshall — “Directores como George Lucas [Star Wars] y Peter Jackson [The Lord of the Rings] nos obligan a ir más allá, porque saben que pueden hacerlo. Alguien como Rob sabe que no puede tenerlo todo. Pero él fue muy articulado en lo que quería. Otros directores quieren que pongamos muchas ideas sobre la mesa, como [Jon Favreau] en Iron Man”.

Límites en los efectos visuales: “Yo pido a los directores que ignoren marcarse límites. Cuando analizamos la secuencia de las sirenas, solo nos preocupó que se pudiera filmar todo lo que necesitábamos. Pero en general, tratamos de evitar que hayan límites a la creatividad. Ahora mismo podemos hacerlo todo. Pero hacer un ser humano creado por computadora sigue siendo un desafío, aunque se hizo muy bien en The Curious Case of Benjamin Button.El cambio real será cuando veamos un ser humano digital en una película de principio a fin. Pero ese es un problema que no me preocupa, porque no es algo que necesitemos. Rob [Marshall] decidió que las sirenas fueran humanas, no hubo motivo para hacerlas completamente digitales. El problema no es si podemos hacerlo todo, sino si se puede hacer por un precio razonable”.

Sobre trabajar para ILM y George Lucas — “Yo siempre quise trabajar en [el mundo del] cine. Cuando empecé en ILM un día vi como alguien estaba moviendo una parte de la nave Enterprise [de Star Trek]. Y pensé: ‘Oh, Dios mío. ¡Estoy en Hollywood!’. Lo que me impacta de trabajar en ILM es la herencia creativa”.

Sobre el diseño de las sirenas de ‘On Stranger Tides’ — “Se jugó mucho con la idea de la belleza versus criaturas. Creamos cinco diseños, que enumeramos, siendo la uno la [sirena] más bella y la cinco la más terrorífica. Jugamos con ambos aspectos y decidimos no ir demasiado lejos, apostando por lo que Rob [Marshall] quería sugerir: bailarinas acuáticas”.

Límites a la imaginación — “En este tipo de trabajo espero que la gente, una vez les entregue mis dibujos, me digan que eso no se puede hacer. Pero aquí nadie nunca me ha dicho: ‘no podemos hacerlo’”.

Sobre trabajar para ILM y George Lucas — “A veces nos piden que creemos un concepto y uno se empuja a sí mismo a dar lo mejor de sí. Y cuando acabo, satisfecho, veo lo que hace el resto de la gente por aquí… y me doy cuenta de que siempre tengo que ir mucho más allá. Te inspira, pero también te obliga a mantenerte en alerta, porque la gente que está a tu alrededor en ILM siempre van mucho más allá”.

Suscribite al boletín de Entretenimiento

Recibe gratis los titulares sobre tus celebridades favoritas diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain