Miles afectados por lluvias en Tabasco

Precipitaciones han afectado a 22 mil personas en 230 localidades

MÉXICO, D.F.- El estado de Tabasco padece en el último mes inundaciones intermitentes en diversas poblaciones de la entidad -ubicada en el Golfo de México- que han afectado a 22 mil personas de 5,600 familias en 230 localidades donde también se perjudicaron 250 negocios y 240 escuelas.

Todo ante un mal tiempo que no cesa. En estos días una zona de inestabilidad sobre el sureste del país, generada por el frente estacionario No. 4 y un canal de baja presión sobre la Península de Yucatán, mantiene nublados con lluvias, acompañadas de tormenta eléctrica en el sureste del país que incluye el sur de Veracruz, Oriente de Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Quintana Roo.

Hace cuatro años, el 80%del territorio tabasqueño quedó bajo el agua tras días de lluvias ininterrumpidas que desbordaron a los ríos de la zona que reciben aguas del vecino estado de Chiapas y Guatemala.

En 2010, en uno de los días más críticos de los chubascos regionales, seis ríos rebasaron su capacidad y en menos de 24 horas daminificaron a 67,000 pesonas de 14 municipios; una semana antes, otros 30,000 tuvieron la misma suerte.

“Tabasco no volverá a inundarse porque las obras hidráulicas realizadas van a cumplir la función para la que fueron construidas”, aseguró este año el gobernador Andrés Granier al referirse a la moderna infraestructura diseñada para reducir los desastres.

La última semana hace frente a dos caudalosos cauces. Los ríos Grijalva y Usumacinta se encuentran por encima de los niveles críticos, reconoció la Comisión Nacional del Agua: a 33 centímetros y a 1.52 metros por arriba.

Hasta ahora, el mayor número de afectados se concentra en la zona centro del estado, donde se ubica la capital, Villahermosa donde apenas se han desplazado un millar de personas a los albergues que brindan servicios gratuitos de alimentación y cobijo.

Sin embargo, al menos siete de los 17 municipios de la entidad presentan algún tipo de daño. Balancán, Nacajuca, Centro, Zapata, Emiliano Zapata, Macuspana y Tenosique.

Desde agosto pasado, las comunidades de Achapan y Colmena anunciaron las primeras medidas para reducir los problemas paralelos a las inundaciones y fueron abiertas varias “escuelas albergue” para cubrir a 14,967 estudiantes.

A través de las diversas áreas responsables de la administración, el gobierno tabasqueño ha reportado los daños. La Secretaría de Desarrollo Agropecuario informó sobre 11,000 hectáreas de arroz y 5,000 de maíz que no fueron cultivadas así como 35,000 hectáreas de pastizales dañados.