Millones a temblar

Californianos se unen al gran simulacro de terremoto anual

Ocho millones y medio de californianos, incluyendo 2.9 millones de residentes de Los Ángeles, formarán parte hoy del simulacro de terremoto más grande del mundo.

En el Condado de San Bernardino, el número de participantes confirmados para el Great California Shake Out supera los 575,000, mientras que el Condado de Orange reporta más de 789,000.

“Los residentes de California tenemos la bendición de paisajes hermosos, playas, desiertos, montañas” afirmó la presidenta de la junta de supervisores del Condado de San Bernardino, Josie Gonzales. “[Pero] debemos recordar que mucho de ese ambiente ha sido creado por la actividad sísmica de la zona a través de los siglos. Vivir en California significa convivir con los movimientos sísmicos y las familias deben tener un plan de emergencias”.

Hoy, a las 10:20 de la mañana, los californianos seguirán las instrucciones de “tírate, cúbrete y espera” (drop, cover and hold on) que consiste en tirarse al suelo, cubrirse debajo de una mesa o escritorio resistente y esperar a que el temblor concluya.

“Si no existe una mesa cerca suyo, tírese cerca de una esquina interior y cubra su cabeza y cuello con manos y brazos. No intente irse a otra habitación para encontrar una mesa” indica el sitio de internet oficial del simulacro, http://www.shakeout.org.

El mismo sitio aconseja no moverse sino intentar inmediatamente protegerse tanto como pueda. “Los movimientos sísmicos son repentinos e impredecibles y pueden ser violentos” asegura el sitio.

Los estudios indican que las heridas, lastimaduras y muertes ocasionadas por sismos son ocasionadas en su mayoría por objetos que salen disparados debido al movimiento y muebles que se caen, no tanto por el colapso de construcciones.

El sitio web aconseja que no se acerque a las puertas. En el pasado se creía que el lugar más seguro era el marco de una puerta, pero en las casas de hoy en día el marco de la puerta no es seguro y no protegerían de objetos o muebles que se desplacen.

Del mismo modo, se aconseja que no se salga a la calle, pues correr durante un terremoto es peligroso debido a los vidrios y escombros que caen de los edificios y el alto riesgo de caerse y lastimarse.

La compañía Southern California Gas Co. se ha unido a la preparación de los californianos para un caso de sismo y aconseja que después de un terremoto no se acerque a su medidor de gas a menos que escuche una fuga o perciba el olor.

“Si existe fuga aparente, mantenga la calma, no encienda cigarrillos, encendedores ni mueva conexiones eléctricas de ninguna manera” comunicó Raúl Gordillo, portavoz de la compañía, quien invita a llamar al (800) 342-4545 para información en español o contactar al 911 en caso de emergencia.

“Queremos que todo el mundo tenga un plan que les ayude no solo a sobrevivir en un desastre, sino que se recupere pronto después” afirmó el jefe de bomberos de San Bernardino, Mark Hartwig, en un comunicado sobre el Shake Out.