Milwaukee pega primero

Braun, Fielder y Betancourt guían el triunfo sobre los Cardenales

MILWAUKEE (AP).- En una prueba de que la pugna ya estaba encendida, los Cerveceros de Milwaukee cargaron a batazo limpio ayer a los Cardenales de San Luis.

Con la necesidad de despuntar en el primer partido de la serie de campeonato de la Liga Nacional, Milwaukee recurrió a los bates poderosos de Ryan Braun y Prince Fielder y luego recibió un imparable clave de Yuniesky Betancourt para vencer por 9-6 a San Luis.

Braun conectó un jonrón de dos carreras y 463 pies en la primera entrada y agregó un doble también de dos rayas durante un ataque de seis anotaciones en la quinta entrada.

Fielder pegó un cuadrangular de dos vueltas, mientras que el cubano Betancourt, que no suele mostrar gran poder al bate, sonó un vuelacercas de dos carreras que coronó la remontada de los lupulosos.

El vuelco a medio partido llegó tan pronto que los espectadores no acababan de vitorear el tremendo batazo de Braun cuando Filder sacó otro y mucho más kilométrico.

“Ni siquiera sé si escuché cuando la pelota salió del bate de Prince”, dijo el piloto de los Cerveceros, Ron Roenicke.

“Supe que fue un buen swing, pero hay ocasiones en que no se puede escuchar la pelota, el sonido, porque toda la gente está gritando. No supe qué pasaba sino hasta que vi volar la pelota”, agregó.

Al menos por un partido, los acérrimos adversarios evitaron las confrontaciones personales en el terreno de juego durante su primer enfrentamiento de postemporada desde la Serie Mundial de 1982.

La calma imperó pese a un ambiente tenso, avivado cuando el abridor Zack Greinke, de los Cerveceros, deslizó el sábado que a algunos de sus compañeros no les caía bien Chris Carpenter, de los Cardenales. El comentario fue vigorosamente rechazado por el mánager de San Luis, el veteranísimo Tony La Russa.

Greinke insinuó que ayer escuchó algunos comentarios de la caseta de los Cardenales, pero que no era “gran cosa”.

La atmósfera se cargó incluso antes del primer lanzamiento, cuando La Russa recibió un copioso abucheo durante las presentaciones.

Sin perturbarse, tal como lo acostumbra, La Russa saludó afablemente a los espectadores tocando la visera de su gorra.

La Russa expresó luego la esperanza de que la tensión no opaque la competencia.

“No quiero que nuestros jugadores ni sus jugadores sean incitados, y creo que no lo harán”, expresó el piloto de San Luis. “Vamos a jugar tan duro y bien entre sí como podamos”.

Greinke se afanó, pero el relevista Takashi Saito dominó al temido toletero dominicano Albert Pujols con un rodado que fue clave para una doble matanza en el séptimo inning.

El venezolano Francisco Rodríguez trabajó la octava sin imparables y el taponero John Axford lanzó la novena también sin hit para apuntarse juego salvado.

El segundo partido se llevará a efecto por la noche en el Miller Park. Shaun Marcum abrirá por los Cerveceros y Edwin Jackson por San Luis.

David Freese le bateó un cuadrangular de tres carreras a Greinke en la cuarta entrada y los Cardenales se fueron arriba 5-2 en la quinta.

Pero Milwaukee le complicó las cosas al abridor mexicano Jaime García, quien tuvo que salir tras permitirle un mortal cuadrangular a Fielder.

García, que poco antes golpeó a Fielder con un lanzamiento, toleró seis carreras y seis hits en más de cuatro entradas. Dio tres boletos y se llevó la derrota.

Greinke ganó pese a que tuvo una salida dispareja, pues permitió seis carreras y ocho hits en más de seis episodios.

Dejó el partido en medio de una ovación tras tolerar hit a Furcal en la séptima entrada.